Activos inmobiliarios Vivienda

La estabilización inmobiliaria se desliza hacia el estancamiento

El Instituto Nacional de Estadística ha confirmado las malas perspectivas que el mercado inmobiliario ya apuntaba en mayo,  al publicar que  la compraventa de viviendas retrocedió un 9% el pasado mes de junio en relación al mismo mes de 2018. Se han realizado un total de 40.961 operaciones, volviendo así a tasas interanuales negativas después de hacer aumentado un 1,1 en mayo. La cifra de operaciones  de compraventa de viviendas en términos mensuales se redujo un 13,9%, lo que es el peor dato de los últimos cinco años. La cifra de operaciones para los primeros seis meses del año fue de 26.7 casas, que es una cifra similar a la del pasado año, frenándose así los importantes crecimientos anuales del último lustro.

Este retroceso de junio se ha registrado tanto en viviendas nuevas, que han caído un 7,8% hasta las 7.205 operaciones, como en vivienda usada, que a pesar de mantenerse en cabeza, también es el más afectado por el parón,  con una caída del 9,2% y 33.756 operaciones, ha sido incluso mayor.   Por tipos de vivienda encontramos que el 90,9% de las viviendas  vendidas en el sexto mes del año fueron viviendas libres y el 9,1%, protegidas. La compraventa de viviendas libres bajó un 8,5% en junio en tasa interanual, hasta sumar 37.236 transacciones, en tanto que las operaciones sobre viviendas protegidas cayeron un 13,6%, con 3.725 transacciones.

Teniendo en cuenta los datos del INE por Comunidades Autónomas, vemos que la Comunidad Valenciana, con 159, Murcia, con 128, y Andalucía, con 123, fueron las autonomías donde más compraventa de viviendas se produjeron en junio por cada 100.000 habitantes.

Aragón (3,7 %), Galicia (2,4 %) y La Rioja (0,4 %) presentaron las tasas de variación anuales más elevadas. En el lado bajo de la tabla, País Vasco (-13,1 %), Baleares (-12,4 %) y Extremadura (-9,2 %) obtuvieron las tasas anuales más bajas.

Las comunidades con mayores incrementos anuales en las operaciones de compraventa han sido Castilla-La Mancha (9,2 %), Murcia (7,2% ) y Galicia (4,5 %). Canarias (-22,5 %), Baleares (-17,4 %) y Aragón (-13,9 %) obtuvieron las tasas de variación anual más negativas en junio.

Cuestiones legales como la puesta en marcha de la Ley de Crédito Inmobiliario y la Ley de Alquileres, junto con el parón político, parecen ser las causas principales de la situación, aunque no deben dejarse de lado las dificultades para el acceso a la vivienda de los más jóvenes y los rumores «in crescendo» de una crisis económica, que ya se está dejando sentir con el estancamiento laboral y la disminución de las expectativas del PIB.

 

(Visitado 19 times, 2 visitas hoy)
Eduardo Lizarraga
Periodista Económico CEO en www.aquimicasa.net
https://www.aquimicasa.net/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *