Cuando el mercado se desequilibra y la oferta es escasa para mucha demanda, siempre aparecen estafadores dispuestos a aprovecharse de la necesidad ajena. Y un mercado desequilibrado es en estos momentos el de la vivienda en alquiler. Con el euríbor sin dejar de subir y unos propietarios que no bajan los precios de la vivienda en venta porque el mercado sigue tirando para arriba, son cada vez más los españoles que miran hacia el mercado del alquiler para solucionar su problema de vivienda. Y aquí se encuentran con nuevos problemas.

Los inquilinos en busca de piso no solo se están encontrando con el problema de los elevados precios de las viviendas o la cantidad de dinero a desembolsar como fianza, también con intentos de estafas en Internet. Nos cuenta ASUFIN que los delincuentes se aprovechan de la delicada situación de muchas personas, que ven complicado encontrar una casa en la que vivir, para engañarles y robarles dinero.

¿Buscas piso en alquiler y encuentras uno en Booking?

Los estafadores buscan quedarse con el dinero o los datos bancarios de las víctimas de varias formas. Una de ellas es a través de Booking. El supuesto casero, antes incluso de que puedas ver el piso y con la insistencia de que hay mucha gente interesada en el piso, solicita un ingreso a modo de «reserva» a través de Booking (señala que usa esta plataforma porque está fuera de la ciudad y la gestión del alquiler es más sencilla). El problema es que, aunque la url y la propia web es similar a Booking, en realidad es una web que simula ser la página de la empresa de alojamientos vacacionales. Si caes en la trampa y pagas esa «reserva» a través de la web, no solo te robarán ese dinero sino que tendrán tus datos bancarios y podrán robarte mucho más.

No solo utilizan la plataforma de Booking para realizar estas estafas. Otra de las formas es, con la excusa de que el precio del alquiler es una ganga y de que hay mucha gente interesada, solicitan una reserva antes incluso de que puedas ver el piso. La reserva es una cantidad relativamente pequeña (suele ser la mitad de una mensualidad del alquiler) para que no sea un delito grave. Una vez haces la transferencia (habitualmente a un banco extranjero) el anuncio y el contacto desaparece y tú como víctima te quedas sin dinero y sin piso.

Desconfía de alquileres baratos y gangas

En ASUFIN queremos advertirte de estas estafas para evitar que caigas en la trampa de delincuentes que quieren aprovecharse de tu vulnerabilidad como inquilino. Comprueba siempre que la url es correcta y no tiene caracteres o palabras sospechosas, desconfía si el alquiler es demasiado barato o si el casero no quiere enseñarte el piso hasta que realices el primer pago.