No es ninguna sorpresa que en el ranking de empresas turbias y que almacenan una mayor cantidad de denuncias se encuentren la banca y las empresas de telecomunicaciones. Los abusos de unos y la opacidad de los contratos de los otros, que ni tan siquiera enviaban hasta que una sentencia del Supremo les ha obligado a ello, son situaciones bien conocidas.

La banca y los servicios financieros han acaparado el 19,4% de las denuncias de los consumidores en FACUA durante el primer semestre de 2021. El segundo sector con más reclamaciones ha sido el de las telecomunicaciones, con el 17,0%. La sanidad y la energía, ambas con el 11,0%, se han situado en el tercer y cuarto lugar, respectivamente.

En este periodo, los equipos jurídicos de FACUA han abierto 5.543 expedientes de reclamación en representación de sus asociados. En cuanto a las consultas planteadas por los consumidores en las oficinas de las organizaciones territoriales de FACUA, a través del teléfono y en la web FACUA.org, la cifra alcanzó las 23.194.

En el primer semestre de 2021, el sector de las aerolíneas ha caído del primer puesto -que ahora ostenta la banca- que ocupó en el mismo periodo de 2020, cuando acaparó el 22,2% de las denuncias de los usuarios como consecuencia del estallido de la pandemia de Covid-19.

Por su parte, las telecomunicaciones han alcanzado el segundo lugar del ranking durante este primer semestre del año, escalando una posición con respecto a 2020, cuando lograron el tercer puesto con el 14,7%.

FACUA critica la irresponsable falta de actuaciones de las autoridades con competencia en protección de los consumidores a nivel estatal y autonómico ante los gravísimos fraudes que se vienen produciendo estos últimos años, que obliga a judicializar los fraudes masivos. Pese a que ha recibido decenas de denuncias de FACUA contra empresas que cometen abusos y fraudes masivos, el Ministerio de Consumo no ha hecho pública ninguna alerta sobre este tipo de prácticas. Por su parte, las autoridades de consumo autonómicas, que tienen las competencias sancionadoras, continúan sin anunciar multas o haciéndolo de forma anecdótica, con la única excepción de Baleares, que se viene caracterizando en los últimos años por emprender y dar a conocer públicamente actuaciones sancionadoras de forma habitual ante denuncias presentadas por FACUA.

La asociación critica que la pasividad de las administraciones competentes ha venido favoreciendo que multitud de empresas se salten la obligación legal de devolver las cantidades pagadas por servicios cancelados o a los que los consumidores no accedieron debido a las restricciones instauradas con motivo de la pandemia. En el caso del sector con más denuncias por estos motivos, el aéreo, los poco más de 5 millones de euros a los que ascendió el año pasado la suma de expedientes sancionadores de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) del Ministerio de Transportes resulta ridículo teniendo en cuenta que hay millones de pasajeros afectados. En los últimos meses, multitud de usuarios que han denunciado estas irregularidades a través de la asociación han recuperado su dinero.

La banca, en el primer puesto

Tras la excepcionalidad que ha supuesto 2020, la banca ha recuperado su tradicional puesto entre los sectores más reclamados por los usuarios. En el primer semestre de 2021, ha alcanzado la primera posición, con el 19,4%. Los expedientes abiertos por irregularidades en hipotecas, cláusulas suelo, IRPH y por el cobro indebido de gastos de formalización, así como la decisión de muchas entidades bancarias de aplicar o subir irregularmente las comisiones que cobran por sus servicios, han motivado este aumento.

En el segundo puesto se encuentran las telecomunicaciones, que también suelen estar entre las primeras posiciones o incluso liderando el ranking, como ocurriera en 2019. Este año, el sector ha protagonizado el 17,0% de las reclamaciones de los usuarios en FACUA. Junto a las habituales denuncias por el alta en servicios que no corresponden con lo ofertado y problemas para darse de baja, en las telecos se han producido numerosos casos de subidas tarifarias ilícitas en distintos servicios de fibra y paquetes integrados.

En tercer y cuarto lugar, ambos con el 11,0%, se sitúan los sectores de la sanidad y de la energía. El primero, debido principalmente a los expedientes de reclamación que aún se están abriendo por la quiebra de las clínicas Dentix, mientras que en el segundo destacan las denuncias contra compañías eléctricas por facturaciones incorrectas o por acusar sin pruebas a los usuarios de manipular sus equipos de medida.

Quinto puesto para las aseguradoras

El sector de los seguros ocupa el quinto puesto en el ranking, con el 6,4% de las reclamaciones de los usuarios. En estos casos, las denuncias se han abierto principalmente por la negativa de las compañías a solucionar siniestros en viviendas y a aplicar bonificaciones en el caso de los seguros de vehículos por la bajada del riesgo de accidentes que se produjo en el estado de alarma.

FACUA puso en marcha una plataforma para ayudar a reclamar a las aseguradoras de vehículos la aplicación de bonificaciones por la reducción del riesgo de siniestros, a través de la web FACUA.org/quieromidinero.