Activos inmobiliarios Bancos consumidores Crédito hipotecario Economía Hipotecas Ley Hipotecaria Ministro de Economía usuarios Vivienda

Amortizar la hipoteca será más barato

bank

Un nueva ley intentará favorecer a los hipotecados que quieran amortizar todo o parte de su hipoteca o cualquier otro préstamo hipotecario. En este caso el efecto es retroactivo y se extenderá a préstamos ya firmados. A partir del sexto año de la firma del crédito la entidad financiera no cobrará comisión alguna por este concepto al consumidor. Esta es la principal novedad del anteproyecto de Ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario, impulsado por el Ministerio que dirige Luis de Guindos, y que el Ministerio de Economía ha sacado a consulta pública hasta el próximo 15 de septiembre.

Con este anteproyecto, el Ministerio de Economía, trata de avanzar en la incorporación de una directiva europea cuyo plazo de transposición concluyó el pasado 21 de marzo de 2016 y que apenas han incorporado media docena de países.

El anteproyecto de ley contempla que en caso de reembolso o amortización anticipada total o parcial de un préstamo inmobiliario, en los cinco primeros años de vida del crédito, el consumidor sólo tendrá que pagar, como máximo, una comisión de un 0,25 % del capital reembolsado anticipadamente o el importe de la pérdida financiera que pudiera sufrir el prestamista.

Si la amortización se produce, sin embargo, en los tres primeros años de vigencia del préstamo, el límite se mantiene en el 0,50 %, que es el actual para los cinco primeros años de la vida del crédito. A partir del quinto año, la normativa vigente fija un límite del 0,25 % y en el anteproyecto de ley la comisión es cero desde el sexto año, por lo que las mejores noticias para los consumidores vendrán a partir de entonces, cuando se allana el camino a miles de hipotecados, tanto actuales como futuros.

Estas condiciones configuran la parte baja del acuerdo y si el cliente pacta unas condiciones mejores, serán éstas las que se apliquen.

Pero no es éste el único cambio que impulsará esta nueva Ley, otras de las novedades que contiene el texto presentado son que ofrece al consumidor el derecho de cambiar la divisa de referencia de su préstamo, además, se regulan las funciones de asesoramiento y se “prohíben” las ventas vinculadas. Esta prohibición no impedirá que puedan seguir existiendo como fórmula de abaratar la financiación, siempre que se ofrezcan los préstamos por separado en condiciones de mercado o haya una autorización expresa del Banco de España.

Además, con la idea de evitar los errores del pasado, la nueva regulación establecerá límites a la política retributiva de los empleados de entidades de crédito o cualquier otra empresa prestataria, lo que se traduce en que se impedirán los incentivos por el número de hipotecas comercializadas.

Como punto final el texto pretende imponer algunos criterios de regulación mejorando los requisitos de experiencia y conocimiento que deben tener los prestamistas o intermediarios financieros. En éste sentido establece la obligatoriedad de contar con una formación específica, que la directiva exigirá a partir de 2019. Los prestamistas e intermediarios financieros estarán supervisados o por las propias comunidades autónomas, o en el caso de que su ámbito de actuación vaya más allá de una región o se trate de una entidad de crédito, directamente por el Banco de España.

(Visitado 5 times, 1 visitas hoy)
Eduardo Lizarraga
Periodista Económico CEO en www.aquimicasa.net
https://www.aquimicasa.net/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *