Banco de Sabadell Bancos consumidores Crédito hipotecario Economía Hipotecas Intereses Intereses abusivos usuarios

En juego los 4.500 millones de la cláusula suelo

De un lado la banca, del otro los hipotecados afectados por la cláusula suelo y en medio 4.500 millones de euros esperando a ver qué pasa. Y es que tras la sentencia del Juzgado de lo Mercantil nº 11 de Madrid condenando a 40 bancos y cajas a devolver a los hipotecados las cantidades “indebidamente” abonadas desde el pasado 9 de mayo de 2013 por la cláusula suelo, 4.500 millones han quedado en un limbo legal. Limbo que deberá resolverse ya que tiene difícil justificación condenar a la banca por una medida ·ilegal” y a la vez afirmar que el dinero no se devuelve en su integridad.

La medida del Tribunal madrileño abrió un frente en el que luchan la banca y las asociaciones de consumidores por la devolución de esos 4.500 millones cobrados de más desde el inicio del contrato hipotecario.

La aplicación de la cláusula que ha generado esta cifra, comenzó en noviembre de 2009 y finalizó con la sentencia, el 9 de mayo de 2013. Sentencia que tan sólo el Sabadell se está planteando recurrir. A partir del 9 de mayo el Tribunal Supremo obliga con su auto, a devolver lo cobrado por este tipo mínimo por falta de transparencia. El problema ahora se centra en el reconocimiento de la retroactividad desde el inicio del contrato hipotecario, que está pendiente de la resolución del Tribunal Europeo de Justicia. Este tribunal se reunirá el próximo 26 de abril para dilucidar esta cuestión.

Las opiniones son diversas; desde la OCU se considera que se deberían devolver todas las cantidades cobradas de más desde la firma de la hipoteca, al advertir de que la doctrina del Tribunal Supremo perjudica a los consumidores “al limitar la devolución de las cantidades a las pagadas desde el día 9 de mayo de 2013”. Por su parte la banca esgrime el principio legal de “cosa juzgada” para no reabrir el procedimiento judicial que llevaría a la retroactividad.

De reconocer la devolución de todos los importes cobrados por las cláusulas suelo desde el origen del préstamo, la banca tendría que devolver estos casi 4.500 millones, cifra que sumaría a la factura de 5.269 millones por los intereses cobrados desde el 9 de mayo de 2013 hasta finales de 2015, según cálculos de Analistas Financieros Internacionales (Afi), con un tipo suelo del 3% y un diferencial sobre euríbor a 12 de meses del 0,8%.

El coste para los bancos y cajas de devolver todo o parte de los intereses cobrados de más a los hipotecados pese a la caída del euríbor no supondría un agujero en las cuentas de resultados, ya que se han ido preparando. Además, la mayoría de las entidades han renegociado con los clientes las condiciones de sus hipotecas para eliminar las cláusulas suelo, si bien, desde OCU y FACUA, entre otras asociaciones de consumidores denuncian que a cambio se ofrecen tipos fijos más elevados que el mercado.

(Visitado 7 times, 1 visitas hoy)
Eduardo Lizarraga
Periodista Económico CEO en www.aquimicasa.net
https://www.aquimicasa.net/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *