Activos inmobiliarios Bancos consumidores Desahucio Economía Fondo Social de la Vivienda Luis de Guindos Ministro de Economía SAREB Vivienda

La Sareb no participará en el Fondo Social de la Vivienda

El Ministerio de Economía, que dirige Luis de Guindos, vuelve a mostrar el fino matiz social que le distingue, protegiendo a los más desfavorecidos y decide que Sareb, el ‘banco malo’ es un instrumento financiero y no se dedica a la política de vivienda y menos aún con carácter social. Debido a esta diferencia con los demás bancos, no participará en el Fondo Social de Vivienda.

Es la decisión del Ministerio de Economía, frente a la petición del Defensor del Pueblo, Soledad Becerril, de integrar a la Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) en el convenio por el que se constituyó el Fondo Social de Vivienda (FSV).

El Fondo Social de la Vivienda (FSV) nació en enero de 2013 con 5.891 viviendas aportadas por 33 entidades firmantes de un convenio que también rubricaron los ministerios de Economía y Competitividad, Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Fomento, Banco de España, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), la Plataforma del Tercer Sector (Organizaciones no Gubernamentales) y las patronales bancarias.

La intención del Defensor del Pueblo era que el Ministerio de Economía modificara el convenio del Fondo Social de Vivienda para que Sareb pudiera aportar parte de su excedente inmobiliario para viviendas sociales. Tiene mucho excedente y agrupa a los casos más dolorosos de la especulación y los desahucios. El Defensor del Pueblo, que estaba actuando con la vista puesta en la situación de numerosos bloques y casas de la Sareb ocupadas, defendía que el objeto social de Sareb es “la tenencia, gestión y administración directa o indirecta, adquisición y enajenación de los activos y, en su caso, pasivos, que le sean transmitidos por las entidades de crédito” y entendía que eso no era impedimento para que la sociedad desarrollara otras actividades de carácter social.

Pero la opinión de Sareb era otra, afirmando que su encuadramiento no tiene cabida dentro del Fondo tal y como está configurado, razón por la que el Defensor del Pueblo pidió al Ministerio de Economía y Competitividad la modificación del convenio. Soledad Becerril apoyó su petición argumentando que “La sugerencia de su inclusión en el Fondo se hace por la importancia de la Sareb en el mercado inmobiliario, en tanto que es propietaria de miles de viviendas en toda España, al mismo nivel que las entidades bancarias firmantes del convenio”.

Pero el Ministerio que dirige Luis de Guindos, como era lógico con la protección de su criatura, ha rechazado la solicitud de la institución, al entender que Sareb es un instrumento financiero, no de política de vivienda. A partir de ahora Sareb, el banco malo, será más malo aún.

(Visitado 4 times, 1 visitas hoy)
Eduardo Lizarraga
Periodista Económico CEO en www.aquimicasa.net
https://www.aquimicasa.net/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *