Eléctricas

La central nuclear de Garoña echará el cierre definitivo

La central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) echará el cierre definitivo después de que el Gobierno haya acordado no autorizar la solicitud de renovación de autorización de la explotación de la planta, según ha anunciado el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, a una semana de que se cumpliese el plazo para que el Ejecutivo tomase una decisión.

Nadal  ha explicado en rueda de prensa que la orden ministerial que tiene que emitir el Gobierno al respecto “será la de denegación” por la incertidumbre en relación a la oposición de todos los grupos políticos a la reapertura y a las discrepancias sobre la solicitud también expresadas por Iberdrola y Endesa.

 

El ministro confía en que “no haya más Garoñas” pero asegura que el cierre del reactor, que lleva desde 2012 sin producir electricidad, tendrá “nulo impacto” en el sistema energético español debido a su “pequeño tamaño”, al tiempo que ha precisado que su desmantelamiento llevará entre 13 y 16 años.

En cuanto a los trabajadores, ha manifestado que tienen “el futuro garantizado” y que los pueblos cercanos a la central seguirán recibiendo las ayudas por parte de Enresa (la empresa estatal de residuos) y ha añadido que el Gobierno trabajará con la Junta de Castilla y León para buscar la “viabilidad” de futuro en la comarca.

En todo caso, ha confirmado que la postura del Gobierno es “mantener el parque nuclear” frente al PSOE que no quiere que haya en 2028 ninguna central en España, por lo que considera que los grupos políticos tendrán que “discutir”Nadal ha recordado en ese sentido que cualquier decisión energética tiene ventajas e inconvenientes y ha insistido en que prescindir de la energía nuclear en España supondrá un encarecimiento del 25% en el mercado de la electricidad.

Tras el informe favorable del CSN, con el voto en contra de la entonces consejera, Cristina Narbona,  la pelota estaba en el tejado del Gobierno, ya que las empresas propietarias de Nuclenor, Iberdrola y Endesa, mantuvieron una reunión el 26 de abril de 2017 en la que no llegaron a un acuerdo sobre la propuesta de la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán para desistir de seguir adelante con la solicitud que formularon en 2014 para poner de nuevo en marcha el reactor burgalés hasta 2031.

 

 

La central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) es la más antigua de España, tras el cierre en 2006 de José Cabrera (Guadalajara). Fue inaugurada en 1970 y terminó su actividad el 16 de diciembre de 2012, después de haber operado 42 años y medio.

 

(Visitado 34 times, 1 visitas hoy)
Eduardo Lizarraga
Periodista Económico CEO en www.aquimicasa.net
https://www.aquimicasa.net/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *