Ciudadanos se ha propuesto llevar adelante determinadas iniciativas legislativas, que el Partido Popular no ha querido o no se ha atrevido a realizar por el desgaste electoral que pueda suponer. Y entre todas ellas, la actuación sobre la ocupación ilegal de pisos surge con voz propia.  Y como excusa, se pone encima de la mesa el auge, en determinadas zonas, de los narcopisos.  Por eso el partido de Rivera pide que la policía pueda entrar y desalojar pisos sin orden judicial,  aunque también apunta que puedan ser  las propias comunidades de vecinos, las impulsoras de esos desalojos. Como en todas las medidas demagógicas, el problema surge ante los abusos que pueda suponer la no participación de un juez en la puesta en marcha de estas actuaciones.

Y como siempre hacen los ciudadanos, tocan un punto problemático y con visibilidad en estos momentos, pero que puede ser una vulneración total del artículo 18 de nuestra Constitución, vistiéndolo de servicio a la ciudadanía -Más agilidad en el desalojo de viviendas, dice José Manuel Villegas, Secretario General del partido naranja-  y más seguridad para las personas. Lo que no dicen es el gran favor que harían a los bancos de sacar adelante la propuesta. La inviolabilidad del domicilio y la necesaria orden judicial para entrar en una casa, queda a beneficio de inventario ante los intereses de unas entidades financieras, claves para que el partido de Rivera siga creciendo.

De manera subrepticia y disimulando este nuevo atentado a la Constitución, que supone otra pérdida de derechos en todo el estado, ante un problema coyuntural y muy localizado, Ciudadanos,  es partidario de que las viviendas u otras edificaciones que no revistan la condición de domicilio, si el propietario hubiese denunciado la ocupación y existiesen indicios de que se está empleando con fines delictivos,  sea causa legítima y suficiente para que la Policía puedan entrar, registrar e identificar a los ocupantes, sin que un juez lo ordene y regule.

La iniciativa ciudadana, según Villegas, quiere acabar con la ocupación ilegal de forma más eficiente, y erradicar las mafias que están detrás de estas ocupaciones, con el fenómeno de los narcopisos. ¿Y si es una equivocación? ¿Y si no hay flagrante delito? ¿Quién paga los daños causados? ¿El denunciante? ¿La policía? Al final se va a criminalizar la ocupación necesaria de una vivienda por familias sin recursos y a las que el Estado, incumpliendo su deber, no alcanza a solucionar el problema.

La medida es un servicio más del partido de Rivera a los bancos, grandes tenedores de viviendas desocupadas y principales afectados por la ocupación de esas viviendas por familias sin recurso; que lo disfrace de necesario para la ciudadanía, es parte de la coartada para presentar la propuesta. Y es que los narcopisos son una ínfima parte de las viviendas ocupadas, pero van a servir de pretexto para que los bancos no tengan que pasar por los juzgados a la hora de solucionar una ocupación, que ellos mismos han contribuido a crear y de la que son los principales afectados.

No tiene ninguna posibilidad de prosperar, sin el apoyo del PP esta iniciativa. Y de nuevo el partido de Rajoy se verá entre la espada y la pared…si apoya a Rivera en ésta pretensión será culpable ante la ciudadanía y sufrirá algo más de desgaste, pero tampoco ganará el favor de los bancos ya que la moción pertenece a Rivera. Si por el contrario no la apoya perderá un poco más el apoyo de los bancos, que ya le empieza a ver como caballo perdedor y no ganará votos de un electorado que no es el suyo. En el lado contrario Rivera, diga si o no el PP, siempre gana. ¡¡Vaya año que le espera al PP con las trampas de Rivera! Le han dejado crecer demasiado sin darse cuenta que es su verdadero enemigo y no un PSOE/Podemos en horas bajas,.