Como cada primera semana de mes y a través de la estadística IMIE General de Tinsa correspondiente al mes de mayo, Susana de la Riva, directora de Marketing y Comunicación de Tinsa, desgranó en Capital Radio los datos más relevantes del mercado residencial, comenzando por la variación experimentada en los cinco primeros meses de 2021.

En lo que llevamos de año, el precio de la vivienda terminada (nueva y usada)-aseguró de la Riva- se ha incrementado de media un 0,8%. Esta cifra nos aporta una visión global de los cinco primeros meses del año, desde el mes de enero el que el precio de la vivienda mostraba un incremento del 0,7% interanual hasta el crecimiento 1,3% interanual registrado el pasado mes de mayo.  Para la directora de Marketing y Comunicación de Tinsa, este 1,3 % interanual en mayo es la mayor subida en tasa interanual desde junio del año pasado, cuando se empezaron a reflejar en el mercado los efectos del confinamiento de la población y la paralización de la actividad económica.

Continuó la experta inmobiliaria asegurando que «los grupos que más han impulsado al alza este promedio del 0,8% en los cinco primeros meses del año son las islas, donde el precio medio ha aumentado un 4,3 % interanual de media entre enero y mayo, y la costa mediterránea, con un 2,1%». Las localizaciones de menor tamaño ubicadas en el interior peninsular, que en la estadística aparecen reflejadas como ‘Resto de municipios’, registran un crecimiento más modesto: un promedio del 1,5% interanual entre enero y mayo.

Por su parte, las capitales y grandes ciudades, que en los últimos meses se han ido recuperando progresivamente los ligeros ajustes de la recta final de 2020, son el único grupo entre los analizados en la estadística que muestra caídas en el promedio de los cinco primeros meses de 2021, concretamente un descenso interanual del 0,7 %.

En mayo, -afirma de la Riva- el valor medio de la vivienda terminada en las capitales fue un 0,4% superior al de un año antes. Aunque modesto, este crecimiento refleja una recuperación en este mercado, que en los meses precedentes registró caídas interanuales en torno al 1%. Si analizamos la evolución más reciente (cómo se comportó mayo frente a abril), encontramos un escenario de estabilización, con crecimientos moderados en la mayoría de los grupos analizados en la estadística. La costa mediterránea, una zona tradicionalmente expuesta a variaciones intensas en el corto plazo, destaca en mayo con un crecimiento del 5% desde abril. Por el contrario, ‘Resto de municipios’ frenó las alzas de meses precedentes: el valor medio registró en mayo una caída mensual del 2 %.

Como conclusión, la directora de Marketing y Comunicación de Tinsa, aseguró que los datos procedentes de las tasaciones realizadas en mayo por la tasadora confirman la tendencia generalizada de recuperación. Los 5 grupos analizados en la estadística muestran crecimientos interanuales de precios en mayo, que se mueven entre el 0,2 % de las áreas metropolitanas y el 4,6 % del grupo insular formado por Baleares y Canarias. Y se aprecian, además, dos velocidades en esta evolución, destacando ‘Islas’ y la ‘Costa Mediterránea’ con un  dinamismo mayor que el resto de geografías.

La variación interanual media en lo que llevamos de 2021, ese 0,8 % del dato de hoy, refuerza la idea de crecimiento moderado del mercado residencial. En unas semanas conoceremos la estadística Mercados Locales de Tinsa del segundo trimestre del año que nos aportará información más localizada en capitales y provincias sobre el comportamiento del mercado de la vivienda en España.