Disponer de un buen profesional es una garantía para encontrar el mejor piso en Córdoba

La ciudad de Córdoba se asienta al pie de Sierra Morena, en una de las riberas del río Guadalquivir, con un término municipal de 1245 km2.. Dispone de una amplia área metropolitana en la que se incluyen ocho municipios con una población que se acerca a los 375.000 habitantes.

pisos
casas y chalets
áticos
oficinas
locales comerciales
terrenos y parcelas
naves industriales

La ciudad de Córdoba se asienta al pie de Sierra Morena, en una de las riberas del río Guadalquivir, con un término municipal de 1245 km2.. Dispone de una amplia área metropolitana en la que se incluyen ocho municipios con una población que se acerca a los 375.000 habitantes.

Desde casi su fundación por los romanos en el 169 a. C., Córdoba fue capital de la Provincia Hispania Ulterior Baetica (Bética) gozando de uno de sus momentos de mayor esplendor, que no el último. De aquella época nos quedaron numerosos edificios, públicos y privados, que demuestran la enorme importancia de la ciudad romana, entre ellos, el Templo dedicado al culto imperial, el teatro situado bajo el Museo Arqueológico y Etnográfico, un mausoleo familiar, el anfiteatro y los restos del palacio del emperador Maximiano..

Muchas de las columnas de las edificaciones romanas fueron rescatadas unos siglos después y las podemos contemplar hoy en día en la impresionante mezquita levantada por Abderramán..

Con la invasión árabe en el 711, Córdoba se convierte en la capital del Emirato Independiente y del Califato Omeya de occidente. Y es en éste momento cuando alcanza su mayor esplendor, llegando a tener entre trescientos y cuatrocientos mil habitantes según diversas fuentes. Fue la segunda mayor ciudad de Europa, sólo superada por Constantinopla, en un momento en que París o Londres y la misma Roma eran arrabales que no superaban los 30.000 habitantes. Córdoba fue en aquel momento capital económica, política y cultural de la Europa occidental.

Su pujanza comenzó con el reinado de Abderramán I, que levantó la mezquita y terminó a la muerte de Almanzor y las revueltas por la sucesión. Durante los casi 300 de centralizar el poder de los omeyas en España, la ciudad se enriqueció y dotó de la mayor biblioteca pública de su época, con casi 400.000 volúmenes, centenares de baños públicos, escuelas gratuitas para los niños pobres, fuentes y cascadas. Los palacios se contaban por centenares y aún hoy podemos ver las ruinas del más importante de ellos Medina Azahara, situado a las afueras de la ciudad. Además era la capital de la moda y las mujeres nobles de los reinos cristianos del norte de la península  y de la corte francesa encargaban allí sus trajes y telas.

Todo terminó abruptamente a la muerte de Almanzor y la incapacidad de sus sucesores para mantener el complejo entramado político de alianzas que le mantenía en el poder. Está claro que tampoco tenían su prestigio ni sus habilidades militares, que le dieron el nombre de El Victorioso. La antigua capital y signo de poder de los omeyas quedó relegada en pocos años a una ciudad de importancia secundaria en el contexto peninsular, musulmán y europeo. Los reinos de taifas que sucedieron a Almazor se mostraron incapaces de actuar unido y el poder se desplazó al Magreb donde almorávides y almohades fundaron sus reinos. El rey castellano Fernando III tomó la ciudad en 1236.

En la actualidad Córdoba es una de las ciudades mejor conservadas de España, con un centro histórico muy extenso, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Pero no es su única medalla, sino que es la ciudad que más títulos Patrimonio de la Humanidad de la Unesco alberga del mundo: la Mezquita de Córdoba, el casco histórico, la Fiesta de los Patios Cordobeses y finalmente las ruinas de la ciudad palacio de Medina Azahara.

Además del núcleo principal de la ciudad, se reconocen seis pedanías, Santa Cruz, Villarubia, Alcolea, Cerro Muriano, Encinarejos y Santa María de la Trassierra. Todo ello incluido en el Área Metropolitana de Córdoba, en la que además de la capital se suman las poblaciones de Obejo, La Carlota, Villafranca de Córdoba, Almodóvar del Río, Guadalcazar, Villaharta y Villaviciosa de Córdoba. En toda esta área el mercado inmobiliario es muy activo y puede encontrarse la mejor oferta de pisos y casas en venta en Córdoba.

Dentro de la ciudad los barrios tradicionales siguen manteniendo sus nombres y características desde hace siglos. La Judería, como su nombre indica, es el lugar donde hace siglos vivían los judíos y se extiende alrededor de la mezquita, desde siempre ha sido el centro cultural e ideológico de la ciudad. En su complejo entramado de callejuelas podemos encontrar plazoletas de gran belleza y multitud de tesoros arquitectónicos. Todo el barrio es Patrimonio de la Humanidad.

El barrio de San Basilio es conocido como el del Alcázar Viejo y está situado al suroeste del casco antiguo. Debe su nombre al Alcázar de los Reyes Cristianos construido por Alfonso XI. Es muy reconocible la estructura medieval que gira alrededor de las calles de San Basilio, Postrera y En medio.. Además del Alcázar, el barrio alberga la Puerta de Sevilla, las caballerizas Reales y varios lienzos de la muralla. En esta zona encontramos algunos de los mejores ejemplos de los patios más hermosos de la ciudad.

Santa Marina es otro barrio tradicional ubicado en la zona norte del casco antiguo. Llega hasta la avenida de las Ollerías que sigue en recorrido de las antiguas murallas. La Iglesia de Santa Marina de Aguas Santas da nombre al barrio. Procede de la época visigoda y es la más antigua de la ciudad, aunque posteriormente fue reconstruida en estilo fernandino. Por ser cuna del diestro Manolete, que tiene una estatua frente al Palacio de los Conde de Priego, es un barrio muy taurino.

Sobre el emplazamiento de lo que fue el antiguo arrabal árabe encontramos el barrio de San Lorenzo. En este arrabal nació el conocido poeta andalusí del siglo XI, Ibn Hazm famoso por escribir “El collar de la paloma”. La Iglesia de San Lorenzo, que da su nombre al barrio, es una de las catorce iglesias fernandinas, y según muchos la más hermosa. Reconocible por su  esplendido rosetón gótico-mudéjar en la fachada principal. Un pórtico delantero de tres arcadas y la torre le proporcionan un inconfundible sabor medieval. En San Lorenzo también podemos encontrar buenos ejemplos de los patios cordobeses, que muestran cómo vivía la población urbana antiguamente.

Uno de los barrios de mayor extensión y desarrollo es San Andrés,  al que de siempre han llamado el barrio de los bordadores de sedas, tal vez de aquellas que viajaban a las cortes europeas. Está lindante con  los barrios de la Magdalena, San Lorenzo, Santa Marina, San Francisco y San Pedro. Al igual que en los anteriores la iglesia, edificada sobre la antigua basílica visigoda de San Zoilo es el eje vertebrador del barrio, como lo fue en la época musulmana cuando era el centro de estudios de los jóvenes mozárabes cordobeses.

El centro es el barrio principal de la ciudad y en él encontramos algunas de las plazas más bonitas de Córdoba., como la de Capuchinos. Es un lugar muy visitado, tal vez por el aura misteriosa que emana de un Cristo crucificado que se alza en donde antes estuvo el convento que da nombre a la plaza.  El conocido Cristo de los Faroles es uno de las imágenes más conocidas de la ciudad.

Otro de los monumentos sobresalientes de este barrio es el Templo romano, cuyas ruinas se encuentran al lado del Ayuntamiento e incluso integrado con él. La magnificencia de sus columnas y su elevado número nos hablan de la importancia y tamaño que debió tener en su momento. Descubierto en 1993 en los jardines de la Victoria encontramos el Mausoleo, perteneciente a alguna  importante familia cordobesa. Finalmente,  también merece destacar la popular “cuesta del Bailío”, en donde el primer fin de semana de mayo se levanta la cruz para el festival de las cruces, congregando a gran número de cordobeses.

En todos estos barrios el conocedor puede encontrar la mejor oferta de pisos y casas en venta en Córdoba, aunque la ayuda del profesional resulta casi imprescindible.

Ver más inmuebles de Porber Inmobiliaria