Para encontrar las mejores propuestas de apartamentos para la playa en Roquetas de Mar

Hace ya más de 2000 años fenicios y romanos habitaron la región y explotaron sus recursos naturales; la producción de sal ya impulsó en aquellos tiempos algunas industrias de transformación pesquera en la antigua Turaniana romana.

Con un término municipal de 60 km2 la población de Roquetas se extiende por una amplia llanura de apenas 10 metros de elevación y orientada al sur. Esta llanura se eleva al norte, en la zona de Aguadulce donde encontramos una serie de pequeñas colinas y cerros que ya anuncian la Sierra de Gádor.

pisos
casas y chalets
áticos
oficinas
locales comerciales
terrenos y parcelas
naves industriales

Tras el periodo romano los árabes se mantuvieron en la región más de siete siglos dejando algunas fortificaciones como el actual castillo de Santa Ana. La ciudad cayó en manos de las tropas castellanas en 1489, tres años antes de que la dinastía nazarí abandonara la ciudad de Granada.

La economía de la zona fue de mera subsistencia durante siglos, reduciéndose a las salinas y la pesca, junto con cultivos de secano como el trigo y la cebada, no produciendo en muchas ocasiones lo suficiente y teniendo que importar muchos alimentos. Todo cambió a partir de 1960 con el cultivo bajo plástico y el desarrollo turístico.

Unos años antes, en 1958, el Instituto Nacional de Colonización impulsa la planificación urbanística de Roquetas, sentando las bases para un importante crecimiento demográfico. Dentro de las actuaciones de la época se desarrollan también las poblaciones de El Parador de las Hortichuelas, El Solanillo y Las Marinas. Se construyeron cientos de viviendas siguiendo un modelo racional, con dos plantas y orientadas hacia la producción agrícola. La población llegó desde las Alpujarras y otras zonas del interior de Granada y Almería.

Además de los innovadores cultivos bajo plástico la región se apuntó al naciente desarrollo turístico. Una apuesta segura, ayudada por  playas de calidad, arena fina y aguas transparentes y una climatología que garantizaba mucho sol y calor. Justo lo que comenzaban a buscar los turistas de la época, para los que comenzó a surgir una posibilidad cada vez más amplia de pisos y apartamentos en venta o alquiler en la playa de Roquetas de Mar.

Las playas del municipio, que se extienden por 16 kilómetros de costa, son amplias y con todas las medidas de seguridad, limpieza y servicios, con alguna de ellas galardonada por la bandera azul europea. Merecen citarse la de Aguadulce, con 2 kilómetros de longitud y posiblemente la más visitada; la urbana de la Ventilla, la de Los Bajos, que congrega a los amantes del wind surf; la Romanilla, también una playa urbana y cercana al puerto deportivo de Roquetas, la de Las Salinas, cerca de San Rafael y muy apropiada también para los deportes náuticos, la del paseo de La Bajadilla; la de la Urbanización de Roquetas, la más equipada y conocida, y finalmente la más salvaje y natural del Cerrillo, situada en el parque natural de Punta Encinas Sabinar. Alrededor de todas estas playas se suceden las urbanizaciones y edificaciones para aprovechar el mar y el verano con muchos pisos y apartamentos en venta o alquiler en la playa de Roquetas de Mar.

Para impulsar el desarrollo turístico, que ya se veía en la Costa del Sol, en 1967 se proyecta sobre unos terrenos industriales de la Unión Salinera, la Urbanización de Roquetas, conocida desde siempre como la «Urba». Con la misma idea de Centro Turístico Nacional, vital para conseguir las ansiadas divisas y el desarrollo, se proyectan y nacen las urbanizaciones de Aguadulce y Almerimar.

En algo más de 100 ha de terreno se construyeron 5 hoteles y miles de apartamentos para satisfacer la demanda extranjera que crecía imparable. Y el concepto sol y playa a bajos precios funcionó durante varias décadas hasta que el municipio fue posicionándose por la excelencia turística surgiendo otras urbanizaciones más cuidadas y selectas como Playa Serena. Y la opción de la calidad fue un acierto ya que en estos momentos Roquetas de Mar atrae el 70% del turismo de Almería.

En la actualidad el municipio se divide en 8 núcleos de población:  Roquetas de Mar, Aguadulce,  Cortijos de Marín, Las Marinas, El Parador de las Hortichuelas, Urbanización de Roquetas, y El Solanillo, ofreciendo al visitante más de 25.000 plazas de hoteles de entre tres y cinco estrellas, múltiples pisos turísticos y alquileres vacacionales, tanto en el centro del pueblo como en sus múltiples urbanizaciones. En todas estas zonas la oferta de pisos y apartamentos en venta o alquiler en la playa de Roquetas de Mar es muy amplia.

La capacitación turística se completa con campos de golf, puertos deportivos en Aguadulce y Roquetas, un parque acuático en Las Salinas y un amplio equipamiento de instalaciones deportivas repartida entre todos los centros de población.

La cultura ocupa también un importante lugar en Roquetas complementando la oferta  de ocio y equipamientos deportivos. El Teatro Auditorio centra una gran parte de las actividades que se amplía a otros escenarios como la Escuela de Música, Danza y Teatro, el Faro o el Castillo de Santa Ana. Este último edificio, muy representativo de la ciudad y que procede de la dominación árabe se ha reconvertido desde su antiguo uso militar a lo largo de casi nueve siglos en museo y salas de exposiciones.

Para poder encontrar la mejor oportunidad en pisos y apartamentos en venta o alquiler en la playa de Roquetas de Mar es preciso contar con la ayuda del mejor profesional de la zona, como es Inmohogar Roquetas.

Mejores apartamentos para la playa en Roquetas

Ver más inmuebles de Inmohogar Roquetas