Para encontrar las mejores propuestas de vivienda en Molina de Segura con tu profesional de la zona

Situada en la Vega Media del Segura y a menos de 10 kilómetros de Murcia capital, de cuya área metropolitana forma parte, Molina de Segura es la cuarta ciudad en población de la región murciana. Su término municipal lo forman quince pedanías y es en la actualidad una de las zonas hortofrutícolas productivas más activas de la Región de Murcia.

pisos
casas y chalets
áticos
oficinas
locales comerciales
terrenos y parcelas
naves industriales

Su origen, por restos de cerámica encontrados, podría ser alguna villa romana que controlaría el paso del Segura. La calzada de que procedente de Carthago Nova llegaba hasta Complutum discurría por el municipio que en aquella lejana época se centraba en el actual Barrio del Castillo. Pero no hubo mucho más y fue necesario esperar a la dominación árabe para encontrar referencias históricas.

El nombre de Molina aparece ya con la dominación omeya castellanizado como Molina de la Calzada. Unos siglos después el mítico Rey Lobo fortalece el castillo de la ciudad para defender el sur de sus dominios de la presión almohade. También construye un azud para suministrar agua a la fortificación, lo que consigue afianzar e incrementar su población.

Con el dominio castellano en el Reino de Murcia la población continúa creciendo en importancia y pasa a pertenecer al Adelantado Mayor, Alonso Yáñez Fajardo, cuya familia pasaría a disponer del título de Marqueses de los Vélez.

Tras muchas vicisitudes el gran cambio para Molina de Aragón llegó con el siglo XX cuando unos años antes de la guerra civil comenzaron a instalarse en la localidad industrias de conservas para aprovechar la potente huerta del Segura. Esta industrialización se acentuó a partir de los 60 del pasado siglo, cambiando completamente la economía de la ciudad y convirtiéndola en uno de los centros conserveros más importantes del país.

La crisis de esta industria en los años 90 supo ser aprovechada, diversificando esta potente industria y capital hacia otros sectores como el químico, el de embalaje, cartonajes…Con ello se creó un tejido industrial más fuerte y preparado ante posibles cambios.

Hoy en día se mantienen algunas industrias conserveras y existe un potente sector de fabricación de golosinas. Industrias auxiliares y del transporte completan el entramado empresarial de Molina convirtiéndola en una de las ciudades más industrializadas del sureste y también en una zona en la que la construcción residencial intenta ofrecer un suficiente número de pisos y casas en venta para vivir en Molina de Segura.

.No hay que olvidar que la agricultura inicio de todo su desarrollo posterior continúa siendo un importante factor económico, siendo la segunda productora agrícola regional y empleando a casi un 5% de la población activa del municipio.

Esta población se ha incrementado mucho en Molina de Segura que contando con un término municipal con poco más de 169 km2 ha pasado de los 8.000 habitantes que tenía a comienzos del siglo XX a los 72.000 de estos momentos. Un crecimiento que ha necesitado un fuerte tirón de la construcción manteniéndose una buena oferta de pisos y casas en venta para vivir en Molina de Segura.

La población de Molina cuenta con un total de 15 pedanías, tres de ellas situadas en la zona de huerta y el resto en la de secano. En una de ellas, El Romeral, existen multitud de urbanizaciones conformadas por viviendas de primera residencia de personas de Molina de Segura que dan vida a este segundo núcleo poblacional del municipio y que cuentan con una excelente oferta de pisos y casas en venta para vivir en Molina de Segura.

Pisos y casas en venta para vivir en Caravaca de la Cruz

Caravaca de la Cruz es una ciudad murciana con algo más de 25.000 habitantes. Conocida como la “Ciudad de la Cruz” por conservar una reliquia de la cruz en que murió Cristo. Se conserva en un relicario con forma de cruz patriarcal de doble brazo horizontal y de uno vertical en la Basílica del Real Alcázar de la Vera Cruz. La ciudad es un lugar de referencia para el culto de la Iglesia católica ya que desde 1998, durante el papado de Juan Pablo II, está catalogada como una de las ocho ciudades santas del catolicismo​ al disponer del privilegio de celebrar Año Jubilar a perpetuidad cada siete años en torno a la Santísima y Vera Cruz de Caravaca.

Tras el éxodo rural sufrido en España desde 1950 a 1970, Caravaca de la Cruz comenzó a recuperarse llegando a superar la población que tuvo anteriormente. Todo ello debido a diversos factores como el turismo residencial y la inmigración económica. En concreto se ha pasado de los 21.700 habitantes que llegó a tener a comienzos de la década de 1950 a los 27.000 de hoy en día. Y con los habitantes ha crecido la oferta de pisos y casas en venta para vivir en Caravaca de la Cruz.

 

El meteorito de Molina de Segura

En la madrugada de Nochebuena de 1858 cayó en Molina de Segura el mayor meteorito  que haya impactado nunca en nuestro país. Con 112,5 kg de peso cayó en la zona conocida como “Partido de la Hornera” donde el ayuntamiento de Molina de Segura quiere realizar nuevas prospecciones por ver de localizar nuevos restos. Desde 1863 se exhibe en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, aunque en el año 2015 se ha solicitado su traslado desde Madrid a Molina de Segura, para ser expuesto en el gran Museo de la Muralla Medieval, con un presupuesto de 12 millones de euros.

Ver más inmuebles de Urbane Murcia