Para encontrar las mejores viviendas para el verano en Noja con tu profesional de la zona

Situada a poco más de 40 kilómetros de la capital Cántabra, Noja se encuentra en la comarca de Trasmiera y es una de las poblaciones que pertenecían a la Junta de las Siete Villas. Su costa se extiende entre   la ría de Quejo y la punta del Brusco y la forma una sucesión de extraordinarias playas que han convertido al municipio en un centro turístico de los más importantes de Cantabria y que hace subir su población desde los poco más de 2.500 habitantes hasta los 70.000 en verano.

pisos
casas y chalets
áticos
oficinas
locales comerciales
terrenos y parcelas
naves industriales

Este importante papel que juega la villa en el turismo cántabro se percibe en la estructura económica de la población, donde apenas un 3,3% se dedica al sector primario un 11,5% a la industria, un 33% a la construcción y más de la mitad, el 52,2% se dedica al sector servicios.

El mencionado sector de la construcción ha sido uno de los motores económicos de la villa, con un gran desarrollo urbanístico hace décadas  y la edificación de múltiples urbanizaciones para el turismo de verano y la segunda residencia. En todas estas urbanizaciones existe una amplia oferta de pisos y chalets en venta para el verano en Noja 

Varias son las bondades destacables de Noja y la primera de ellas son las maravillosas playas que la han hecho conocida en todo el Cantábrico. Trengadin, con casi 6 kilómetros de fina arena dorada  con aguas cristalinas y muy indicada para los aficionados al buceo;  Ris con 4 kilómetros  y sin lugar a dudas la más concurrida por los veraneantes  y la preferida por los surfistas.

Situada enfrente de la playa de Ris encontramos la conocida isla de San Pedruco, con las ruinas de una antigua ermita que ya se menciona en los documentos más antiguos de la zona; un maravilloso entorno natural habitado por miles de gaviotas que se guarecen de los temporales y nidifican entre  su abundante vegetación.  Es además un lugar visitable ya que la bajamar permite el acceso sin tener que ir nadando o en piragua, como hacen muchos aficionados.

Además de las playas, los humedales de la localidad son muy conocidos entre los aficionados a la observación de las aves , estando incluidos en la Reserva Natural de las Marismas de Santoña y Noja. Hay que destacar que el 75% del espacio municipal de Noja son zonas protegidas.

Y para disfrutar de esta recortada costa de arenales y rocas, islotes y calas nada mejor que recorrer la Ruta de la Costa, un verdadero sendero azul de poco más de dos kilómetros de recorrido,  al alcance de cualquier aficionado que quiera disfrutar de un paseo maravilloso. San Pedruco no es el único islote de la localidad y en este recorrido podremos ver otros como Peña Pombera  siempre repleto de gaviotas, cormoranes y otras aves marinas.

Y después de hacer u poco de ejercicio y llenar nuestra vista y pulmones de este maravilloso entorno costero donde se funden mar y montaña nada mejor que degustar la excelente gastronomía nojeña y extasiarnos con esa misma fusión pero en el plato.

Todos los platos que han hecho famosa la gastronomía de la región pueden degustarse en Noja: el cocido montañés, las carnes rojas, los quesos con dulce, los sobaos…pero sin lugar a dudas sobresalen los productos del mar: el bonito, el bocarte o la sardina, deliciosos a la parrilla o los calamares pescados en la costa al atardecer o al amanecer, cuando la luz se muestra difusa y estos deliciosos animalitos se enganchan en las potiñas de los pescadores.

Pero sin lugar a dudas la reina de la gastronomía nojeña, el bocado que alcanza la excelencia indiscutible es la nécora. Producto de su costa brava y recortada, de sus aguas limpias y batidas, de esa combinación de fondos de roca, algas y arena, se ha hecho famosa y apreciada en todo el Cantábrico. Su carne blanca y sabrosa es producto de ese mar tan especial y de la forma de cocinarla, casi un rito, que se tiene en la localidad. Con poco agua, en su jugo y el tiempo preciso para cada tamaño; ese es su único secreto junto a un mar único e irrepetible.

Con todos estos ingredientes, mar y  playas, costa,  humedales, gastronomía,  prados  despejados al  sol…la localidad brilla con luz propia y se entiende que se haya convertido en uno de los destinos más apreciados para el verano en la zona norte de España. Encontrar pisos o chalets para el verano en Noja es el objetivo de muchas personas que buscan descanso y calidad de vida para sus vacaciones.

Ver más inmuebles de Inmoplaya Noja