Uno de los grandes problemas al que se está enfrentando la construcción de viviendas es el incremento del precio de los materiales de construcción, el otro la escasez de mano de obra. Según asegura el Ministerio de Transportes   el coste de los materiales en la actividad de edificación residencial se ha encarecido un 27,3%  desde el inicio de la pandemia (marzo de 2020) hasta el pasado mes de agosto, que es el último dato disponible-

Esta cifra se refiere la edificación residencial y excluye la rehabilitación, la edificación no residencial y las obras de ingeniería civil. Si se tuviera en cuenta de forma agregada todos estos ámbitos, es decir, la actividad de construcción en sentido amplio el incremento de los costes de los materiales respecto a marzo de 2020 sería del 33,8%, seis puntos y medio más.

Hace un año el balance indicaba que el incremento de los costes de construcción en la edificación residencial desde el inicio de la pandemia era un 8,4%. Un año y dos meses después, el gap respecto a marzo de 2020 se ha elevado hasta el 27,3%, es decir, se ha triplicado.

Resulta clarificador añadir que los datos del Ministerio sobre el coste de los materiales incluyen el consumo energético. La situación actual apunta a que son los precios de la energía y no las interrupciones en las cadenas de suministro lo que más está afectando a esta inflación en los costes de los materiales. Tras la pandemia fue la escasez de oferta y la logística lo que principalmente encareció la materia prima, pero la situación ha cambiado. La distribución ha ido poco a poco encauzándose, también ha bajado la demanda de un gran consumidor de materiales como es China, pero, como fuerza contrapuesta, se ha intensificado la inflación energética.

Hay que decir que la tendencia ha empezado a cambiar. el coste de los materiales en la actividad de edificación residencial se ha encarecido un 27,3%  desde el inicio de la pandemia Y continuará mejorando siempre y cuando los costes energéticos no sufran incrementos, lo que con la guerra en curso es una situación impredecible.