Activos inmobiliarios Alquileres Caixabank consumidores Mercado Inmobiliario Ministerio de Fomento Paro usuarios Vivienda

Los jóvenes tienen complicada su emancipación

El Consejo de la Juventud de España (CJE) denuncia que tan solo el 22,3% de los jóvenes han logrado independizarse mientras que el 25,5% de las personas de 30 a 34 años sigue residiendo todavía con sus padres. Y esto es así porque tras unos años de bajadas de salarios y disminución de las prestaciones sociales, tan sólo el 10% de los jóvenes de 16 a 34 años podría acceder al alquiler de una vivienda sin riesgo de endeudamiento.

A esta situación se ha llegado por varios motivos; entre ellos el paro propiciado por la crisis, a lo que hay que sumar el empleo temporal y precario y el descenso en los salarios inducidos por el PP. En estos momentos sufrimos una situación de inestabilidad económica que afecta más gravemente a los jóvenes españoles. Y por eso, aunque los precios de la vivienda esté en descenso desde el 2008, como los salarios han bajado aún más, la juventud tiene casi imposible poder independizarse.

Con el propósito de intentar paliar esta situación, producida en gran parte por las medidas adoptadas en favor de los empresarios, el Ministerio de Fomento ha aprobado nuevas ayudas al alquiler. Esta ayudas están destinadas principalmente a facilitar el acceso a la vivienda a quienes tengan ingresos inferiores a 22.365 euros y paguen menos de 600 euros por el alquiler.

Para acceder a estas ayudas hay que ser titular de un contrato de vivienda en régimen de arrendamiento, que sea la residencia habitual y permanente del destinatario y que no supere ingresos de tres veces el IPREM (22.365,42 euros) que variará en función del número de personas que residan en el hogar.

Para solicitar esta ayuda se debe acudir a las Oficinas de Vivienda de cada Comunidad Autónoma. Los solicitantes deben aportar la acreditación del depósito de la fianza para contratos firmados antes del 1 de junio de 2013, el original y la fotocopia de los recibos del alquiler pagados (hasta la fecha de solicitud de la ayuda) así como la vida laboral, DNI y número de cuenta bancaria. La ayuda se concede por doce meses prorrogables hasta 31 de diciembre de 2016.

Desde que se aprobó por el Ministerio de Fomento el nuevo Plan de Ayuda al Alquiler, se han destinado ya a Cataluña 344 millones de euros y 116 millones a Castilla-La Mancha. Se otorgarán también ayudas a la vivienda de alquiler protegido, para unidades de convivencia con ingresos entre 1,2 y 3 veces el IPREM (entre 8.946,17 y 22.365,42 euros al año). El precio del alquiler no podrá superar los seis euros mensuales por metro cuadrado útil. Así, un piso de 60 metros cuadrados no podrá superar los 360 euros de alquiler mensual.

Con estas ayudas se pretende impulsar el alquiler de vivienda a los más jóvenes convirtiéndose en una alternativa a la Renta Básica de Emancipación que el actual Gobierno derogó. Muchas comunidades autónomas han aprobado sus propios planes, algunos muy ambiciosos como el promovido por la Junta de Andalucía.

No es el caso de la Comunidad de Madrid, que no dispone de ayudas ni para compra ni alquiler, achacándolo a que están a la espera de las ayudas estatales. Mantienen eso sí, y lo exhiben por no tener otra cosa, de un miserable plan de intermediación entre los propietarios e inquilinos en la gestión del contrato de la vivienda.

A la oferta de viviendas en alquiler y ayudas de las administraciones públicas se suman las que ponen en el mercado las obras sociales de algunas entidades financieras, como sucede en el caso de Caixabank. Instituciones de ayuda a los necesitados, como Cáritas y organizaciones sin ánimo de lucro como Promovida también destinan algunas ayudas a los alquileres.

(Visitado 13 times, 1 visitas hoy)
Eduardo Lizarraga
Periodista Económico CEO en www.aquimicasa.net
https://www.aquimicasa.net/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *