Activos inmobiliarios Compraventa de viviendas consumidores usuarios Vivienda

Disminuye el plazo de venta para una vivienda

Conforme se incrementan las operaciones de compraventa va  disminuyendo el tiempo que se tarda en vender una vivienda (liquidez).  Así, el plazo medio de venta de una vivienda en España, que se obtiene a partir del volumen de oferta de viviendas y del ritmo de transacciones, se ha reducido hasta 9,1 meses desde los 9,5 meses del trimestre anterior. Excluyendo Ceuta y Melilla, las provincias donde menos se tarda en vender una vivienda son Madrid (4,5 meses) y, Santa Cruz de Tenerife (5,7 meses). Entre seis y siete meses se tarda en las provincias de Las Palmas, Barcelona y Zaragoza.

Con estos datos, las ciudades de Madrid y Barcelona destacan como mercados muy líquidos, con plazos medios de venta de 3,2 y 3,4 meses, respectivamente. Entre las cinco grandes capitales, Valencia y Sevilla son las que muestran los plazos más dilatados, con 8,7 y 6,4 meses, respectivamente. En todo caso, aún sigue habiendo provincias en las que los plazos superan el año, en concreto, 15 provincias, aunque ya sin llegar a alcanzar el año y medio. Los plazos más dilatados se  encuentran en Ávila (17,1 meses), Cantabria (16,9) y Segovia (15,2 meses).

Analizar el número de compraventas de viviendas que se realizan en un territorio comparándolo con el parque construido permite identificar los mercados más dinámicos proporcionalmente a su tamaño. Las provincias de Málaga, Alicante y Baleares, las tres con un claro componente turístico, son las que mayor número de transacciones de vivienda han registrado en los últimos cuatro trimestres en relación al tamaño de su parque de viviendas: 33,3 viviendas por cada 1.000 existentes en la provincia de Málaga; 29,4 en Alicante y 28,8 en Baleares. Por el contrario, los mercados con menos dinamismo son Ourense, con apenas 6,6 viviendas vendidas por cada 1.000 construidas; y las provincias de Zamora y Teruel, con 9,4 y 9,5 viviendas respectivamente por cada 1.000 existentes.

En lo referente a la actividad promotora, las provincias de Madrid, Navarra y Vizcaya continúan siendo las que más visados de obra nueva registraron en el conjunto de los últimos cuatro trimestres proporcionalmente al tamaño de su parque de viviendas. En la Comunidad de Madrid se concedieron en el último año 5,4 visados por cada 1.000 viviendas existentes en la provincia, por encima de los 4,4 visados de Navarra y los 4,3 de Vizcaya. Entre las zonas menos activas, destacan las provincias de Tarragona y Lugo (0,7 visados por cada millar de unidades ya construidas en ambos casos), seguidas de Valencia, Pontevedra y Zamora, con un visado por cada 1.000 viviendas existentes.

(Visitado 58 times, 1 visitas hoy)
Eduardo Lizarraga
Periodista Económico CEO en www.aquimicasa.net
https://www.aquimicasa.net/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *