Activos inmobiliarios Compraventa de viviendas Vivienda

Andalucía blinda sus viviendas públicas ante los fondos de inversión

Con el claro objetivo de evitar situaciones como la producida en Madrid, donde Ayuntamiento y Comunidad gobernados por el Partido Popular vendieron sus viviendas sociales a sendos “fondos buitre”, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado  un decreto que tiene como finalidad blindar el carácter social del parque de viviendas de titularidad pública andaluza prohibiendo su venta a empresas privadas.

El Decreto de Defensa de la Vivienda del Parque Público Residencial de la Comunidad Autónoma de Andalucía, como le han denominado, busca adaptar la normativa a la situación actual del sector inmobiliario y aumentar las garantías para evitar que los pisos protegidos puedan acabar en manos de los “fondos buitre”,  que rápidamente pretenderán ponerlos en rentabilidad a costa de las familias con escasos recursos.

No es que en Andalucía se hayan producido transacciones de este tipo hasta ahora, pero de esta manera se impedirán de forma legal por decreto.

La medida adoptada, que  ha contado con una amplia participación de los agentes sociales a través del Observatorio Andaluz de la Vivienda, define en su desarrollo quienes pueden ser titulares de viviendas protegidas, las condiciones para su acceso y los mecanismos para segurar  que esta vivienda permanezca en manos de los adjudicatarios como primera vivienda.

Además, el decreto establece que se beneficien de este tipo de pisos las personas físicas, nunca las jurídicas, si bien prevé que las entidades sin ánimo de lucro puedan ser arrendatarias cuando el usuario final de la vivienda pertenezca a colectivos con dificultades para acceder a una vivienda.

Saliendo al paso de los problemas más actuales del mercado de la vivienda, el texto del decreto contempla la posibilidad de que las administraciones ejerzan el derecho de tanteo y retracto sobre cualquier vivienda protegida, tanto sea en propiedad o alquiler. Además se prevé permitir que la vivienda pueda ser empleada como lugar de actividad económica, siempre que sea residencia habitual permanente de quien la desarrolle.

(Visitado 31 times, 1 visitas hoy)
Eduardo Lizarraga
Periodista Económico CEO en www.aquimicasa.net
https://www.aquimicasa.net/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *