Ayuntamientos ladrones
Activos inmobiliarios Compraventa de viviendas Vivienda

Lo expoliado por la plusvalía municipal no será fácil de recuperar

La reciente sentencia del Supremo, que condena a que los ayuntamientos tengan que devolver a muchos sufridos contribuyentes lo cobrado por plusvalías inexistentes, va a obligar a éstos a documentar muy bien su petición. Dado que la plusvalía grava el valor del terreno, cualquier reclamación de los afectados para recuperar su dinero, requerirá presentar informes específicos que acrediten el valor del componente suelo y su variación en ese inmueble en concreto.

Y en ese sentido es preciso aclarar que las escrituras de la última y penúltima compraventa del inmueble, que especifican el precio de transmisión, no son referencias suficientes. Tampoco lo es una estadística de variación media del valor de la zona o código postal donde se ubica el inmueble, ya que es necesario documentar la evolución al inmueble en concreto. El Tribunal Constitucional ratifica la necesidad de presentar un informe técnico acreditativo y menciona de forma literal la valoración pericial contradictoria como ejemplo de prueba válida para demostrar la pérdida patrimonial.

Esta sentencia allana el camino a una respuesta favorable en las reclamaciones en los casos de venta, herencia o donación de inmuebles, que han visto reducido su valor entre el momento de la adquisición y el de la transmisión. Hasta ahora, las impugnaciones de plusvalías se han tramitado con una perspectiva de éxito muy incierta, ya que la interpretación de si procede o no el cobro del impuesto correspondía al juez competente en cada caso y a la pericia de los letrados para demostrar la inexistencia de incremento de valor durante el periodo de tenencia del activo.

La situación se produce si se ha pagado el impuesto de plusvalía en la transmisión de un inmueble y no se ha producido incremento alguno del valor del terreno en el periodo de tenencia gravado, es decir entre la fecha en la que se adquirió y su última transmisión. Circunstancia que se cumple en la gran mayoría de transmisiones, realizadas en éstos años de crisis inmobiliaria, en las que los inmuebles se han vendido a pérdidas.

Para reclamar esta devolución es preciso interponer un recurso ante el Ayuntamiento. Dado que el Constitucional aún no se ha pronunciado sobre la norma estatal es posible que posteriormente sea necesario acudir a la vía judicial. Además de éste recurso, se precisa una prueba técnica realizada por un experto independiente, que acredite la pérdida de valor producida entre el momento de la compra y el de la venta.

Es importante destacar que el impuesto de plusvalías grava solo el valor del suelo, no el precio de compraventa de un inmueble. En el caso de transmisiones de terrenos o parcelas es coincidente, pero para el resto de inmuebles en los que existen construcciones, el valor del suelo es solo uno de los componentes que conforman su valor de mercado.

Ahora es el turno de los ayuntamientos, que pondrán todos los impedimentos posible para devolver lo menos posible. Y utilizarán los gabinetes jurídicos de los municipios, pagados con dinero de todos, para defender lo expoliado.

(Visitado 159 times, 1 visitas hoy)
Eduardo Lizarraga
Periodista Económico CEO en www.aquimicasa.net
https://www.aquimicasa.net/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *