El bufete del abogado vitoriano Jesús Arriaga se ha especializado en cláusulas bancarias abusivas, de las que podemos encontrar decenas, algunas como la suelo o la del IRPH con centenares de miles de afectados. Sea porque los afectados son muchos, porque la lentitud es un mal endémico de nuestra justicia, porque está mal dotado o porque los bancos tienen mucho poder en nuestro país, el caso es que el Juzgado 101 bis, el juzgado especial para el tratamiento de estas cláusulas abusivas, está completamente atascado.

Por ello Arriaga Asociados ha presentado una queja sobre el funcionamiento de este Juzgado de Primera Instancia 101 bis de Madrid, la cual fue previamente admitida por el Defensor del Pueblo.  El problema es que las sentencias que afectan a decenas de miles de madrileños están sufriendo severos retrasos.

Según manifiesta Arriaga, de los 31.000 casos que ha presentado en el mencionado juzgado, de un número cercado a los 20.000 carece de comunicación alguna. Además, en comparación a otros juzgados de España, que sufren un plazo de admisión a trámite de menos de un año, en el de Madrid la espera supera los cuatro.

El Defensor del Pueblo comunicó al despacho de que había emitido una recomendación al Ministerio de Justicia para que procediera a la creación en Madrid de un nuevo juzgado de primera instancia que tenga atribuido en exclusiva el conocimiento «de acciones individuales sobre condiciones generales de la contratación incluidas en contratos de financiación con garantías reales inmobiliarias cuyo prestatario sea una persona física».

Ante la situación, Arriaga Asociados espera que las administraciones concernidas por dichas recomendaciones procedan a aplicarlas lo antes posible, ya que es inadmisible la situación en la que se encuentran miles de madrileños, clientes tanto de Arriaga Asociados como del resto de despachos de abogados de Madrid en el juzgado 101 bis de Madrid. Además, el bufete agradece la respuesta del Defensor del Pueblo y sus recomendaciones hacia las distintas instituciones para intentar solucionar esta situación de colapso de juzgado 101 Bis de Madrid, que demora los procedimientos de los ciudadanos madrileños por años, «lo que atenta, asegura Arriaga Asociados,  contra el derecho a tutela judicial efectiva de los ciudadanos».