Padecemos en nuestro país determinadas estructuras mercantiles que consideran que la obtención de beneficios está por encima de la ética y por supuesto de la legislación. Y lo estiman así porque en ningún momento se los han llevado a un juzgado por ello. La defensa de los consumidores brilla por su ausencia en casi todas las comunidades autónomas, que son quienes tienen las competencias. Y por supuesto, el Ministerio de Consumo podría hacer mucho más de lo que hace. Bancos, Compañías de Seguros, Compañías de Telefonía y por claro está, las Eléctricas, están constantemente intentando engañar a los consumidores con cláusulas abusivas o fraudulentas. Y no debiera ser así.

Vuelven a ser las Eléctricas las que intentan engañar a los consumidores para hacerles pagar de más por el gas, como si éste no estuviera ya lo bastante caro. FACUA-Consumidores en Acción advierte de que las compañías eléctricas no pueden modificar los contratos de mercado libre firmados antes del 26 de abril de 2022 para aplicar el tope al gas que entró en vigor el pasado 15 de junio. Pero lo están haciendo porque ya no saben vivir sin el constante engaño.

La asociación ha venido recibiendo denuncias de usuarios a los que sus compañías les han realizado una modificación sin previo aviso para empezar a incluirle esta medida de forma fraudulenta. Entre las argucias que utilizan, les cambian el precio del kilowatio hora (kWh) simulando que fue el propio afectado quien ha pedido un cambio de tarifa. Esto provocaría que se considerara un contrato nuevo, por lo que así podrían aplicar el mecanismo de compensación.

La asociación de consumidores también ha detectado casos en los que se utiliza como pretexto un cambio en la potencia contratada por el usuario para empezar a aplicarle el tope al gas, pese a que esto no se considera un nuevo contrato o una renovación del mismo.

En este sentido, la asociación señala que la normativa establece meridianamente que este tope al gas sólo puede aplicarse a aquellos contratos de mercado libre que se firmaron a partir del 26 de abril de 2022 y a todos los de la tarifa semirregulada Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) -en este caso sin importar la fecha de alta-.

Por tanto, las empresas energéticas deben esperar hasta la renovación del contrato para incluir este mecanismo de compensación en las contrataciones de mercado libre realizadas antes de dicha fecha.

FACUA señala que aquellos usuarios a los que se les haya aplicado el mecanismo de compensación del tope al gas sin que concurran las circunstancias para ello pueden reclamar a su compañía eléctrica la devolución íntegra de todas las cantidades que hayan tenido que abonar en sus facturas como consecuencia de esta medida.

Transparencia en la información

Al final es un problema de falta de transparencia e información de los usuarios. ¡Oscurezcámoslo, oscurezcámoslo! es su argumento favorito con la factura. FACUA recuerda una vez más que ha trasladado en varias ocasiones al Gobierno la necesidad de que exista una total transparencia en los recibos de la electricidad sobre el tope al gas, de forma que los usuarios puedan conocer claramente el precio que pagan por la luz.

Así, ha reclamado que tanto los recibos de mercado libre como aquellos de la tarifa semirregulada PVPC aclaren el precio medio por kWh que se ha pagado durante el periodo de facturación con y sin la aplicación del mecanismo de compensación.

También que se informe del precio medio del kWh sin distinción de modalidad tarifaria, teniendo en cuenta que los tramos horarios de consumo (punta, llano o valle) ya no coinciden con los precios más altos o más bajos, y que los usuarios puedan tener acceso a una evolución del consumo en tiempo real, que se ofrezca por diferentes canales.