La factura de la electricidad para un hogar tipo con una potencia contratada de 4,6Kw y un consumo anual de 3,500 kWh baja desde los 69,88 € del mes de enero a los 55,13 €, un descenso del 21,3%.  Si se compara con el mismo mes de año anterior el descenso es mucho menor, de solo 2,03 €, lo que supone un descenso del 3,6% interanual, según asegura la asociación de consumidores OCU.

La bajada del precio del mes de febrero se explica por la “vuelta a la normalidad de los precios de la energía, que dejan atrás las fuertes subidas del mes de enero coincidentes con el temporal. El precio de la energía en febrero ha tenido grandes oscilaciones con precios medios durante los días laborables y caídas durante los fines de semana. El resultado ha sido un precio medio de 29€ MWh. Un 50% menos que los elevados precios fijados durante el mes de enero y que se sitúa un poco por debajo de los del mes de febrero de 2020.

Al igual que las subidas anteriores, esta bajada en la factura del mes de febrero solo se producirá para aquellos hogares que tienen contratada la tarifa regulada, el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), aproximadamente 4 de cada 10 hogares. Para el resto de los consumidores que están en el mercado liberalizado, el importe de la factura dependerá del tipo de contrato que tengan con su comercializadora.

Los mensajes alarmistas sobre la subida de la electricidad en el mes de enero, difundidos por muchos medios de comunicación, han propiciado que comercializadoras del mercado libre se hayan aprovechado para promocionar tarifas con precio fijo incluso más elevados que los que el PVPC tuvo durante el mes de enero.  Por ello OCU recomienda comparar las tarifas, especialmente a aquellos consumidores que se encuentran en el mercado liberalizado. Para ello pone a disposición de todos los consumidores su comparador de tarifas que les va a ayudar a encontrar la tarifa que mejor se adapta a sus necesidades.