En este año tan atípico para el sector inmobiliario, en el que las previstas bajadas de precio apenas se han producido y sin embargo los sueldos de los españoles se han visto claramente a la baja, el esfuerzo de las familias para comprar una vivienda se ha vuelto a incrementar.  Los españoles destinaron de media el 21,4 % de sus ingresos familiares disponibles a afrontar el primer año de hipoteca en el tercer trimestre del año (último dato disponible), lo que representa un incremento desde el 20,5 % que se observó en el segundo trimestre del año.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, INE, la hipoteca media en España se situó en 133.976 euros, también por encima de los 128.169 euros del segundo trimestre, con una cuota mensual media de 610 euros.

De acuerdo con las cifras provinciales de hipoteca media publicadas por el INE para el tercer trimestre del año, en Málaga el esfuerzo financiero neto de las familias para acceder a una vivienda, alcanza el 30,3 % y el 27,7 % en Baleares. Entre las provincias con menores tasas de esfuerzo neto destacan Castellón y Álava, por debajo del 14 %.

En las dos capitales principales, Madrid y Barcelona, el esfuerzo financiero neto alcanza un 19,8 % y 22,9 %, respectivamente. En Madrid los distritos de Chamberí y Moncloa-Aravaca superan la tasa del 25 %, una referencia que en Barcelona también sobrepasan los distritos de Les Corts, Sarriá-Sant Gervasi y Gràcia.

Baleares (864 euros) sobrepasa de forma amplia como la provincia con mayor cuota mensual hipotecaria media a Barcelona (786 euros), que en el tercer trimestre fue también superada por Madrid, con una cuota mensual media de 851 euros. Las tres provincias duplican o incluso triplican la cuota mensual en Castellón (245 euros), Cuenca (332 euros), Ávila (343 euros) y Jaén (346 euros).