La vivienda frenó en diciembre la tendencia bajista de los precios observada entre septiembre y noviembre. «Las cifras al final del año muestran cierta estabilización de la tendencia descendente, acercándose en el caso del índice general y de capitales y grandes ciudades a niveles del verano, tras el ajuste adicional del otoño», explica Rafael Gil, director del Servicio de Estudios de Tinsa.

El índice IMIE General y Grandes Mercados se situó en diciembre en 1.511 puntos, la misma referencia que en el último mes de 2019. «La variación interanual del índice general en diciembre es prácticamente nula, cayendo respecto al pasado mes de marzo un 2,1 %. El incremento interanual medio de los doce meses es de un 0,9 %», afirma Gil.

La contabilización de los datos definitivos de diciembre modifica en dos décimas los datos provisionales anunciados para el último trimestre del año, situando la caída del precio de la vivienda en España en un 1,5 % interanual en el cuarto trimestre y el ajuste desde marzo en un 2,1 %.

La estabilización experimentada en diciembre permitió que todos los grupos, excepto las áreas metropolitanas, finalizaran el año con precios iguales o ligeramente superiores a los de un año antes.  La caída interanual en las áreas metropolitanas se situó en el 2,8 %. Tanto las capitales y grandes ciudades como la costa mediterránea se mantuvieron en niveles similares a los de finales de 2019, mientras que las islas y los municipios más pequeños de interior (grupo ‘Resto de municipios’) registraron en diciembre un incremento del 2,3 % y del 1,1 % interanual, respectivamente.

Las islas y la costa mediterránea son los grupos analizados donde más se ha depreciado la vivienda desde el inicio de la crisis sanitaria, con caída superiores al 6% desde marzo. También las áreas metropolitanas reflejaron un descenso superior al 2,1 % de la media nacional, con un ajuste del 3,9 %. Por su parte, los mercados que muestran menores diferencias respecto al momento del inicio de la crisis sanitaria son las capitales y grandes ciudades (-0,6 % desde marzo) y ‘Resto de municipios’ (+ 0,0 %).

El precio medio en España es un 15,3 % superior al mínimo de 2015 y acumula un descenso del 33,8 % respecto a los máximos alcanzados en 2007.