A nivel provincial, la incipiente recuperación observada en algunas provincias no llega a compensar el descenso producido tras el inicio de la pandemia. Once provincias siguen registrando descensos interanuales superiores al 5%, destacando Ourense y Palencia con los mayores ajustes en el último año, superiores al 10 %.

Hasta 28 provincias registran variaciones moderadas en tasa anual entre el 3 % y el -3 %. Entre las provincias que han incrementado sus precios medios en el último año, cuatro provincias superan la tasa del 5 %:  A Coruña, Cuenca, Lleida y Vizcaya.

Los mayores valores provinciales se encuentran en Guipúzcoa (2.428 €/m2), Baleares (2.411 €/m2), Madrid (2.369 €/m2), Vizcaya (2183 €/m2) y Barcelona (2.176 €/m2). Los menores, en Ciudad Real (667 €/m2), Teruel (683 €/m2) y Lugo (717 €/m2).

En cuatro provincias la vivienda tiene un valor inferior a la mitad de los máximos de una década atrás: Toledo, La Rioja, Guadalajara y Almería. En el extremo opuesto, Islas Baleares y Santa Cruz de Tenerife, junto con Ceuta y Melilla, presentan los valores más próximos a los máximos de la década pasada.

CAPITALES

Las cuatro mayores capitales españolas han atenuado o interrumpido la tendencia descendente de los precios en tasa interanual. Las ciudades de Sevilla (+2,9 % anual), Madrid (+1,7 %), Valencia (+0,3 %) y Barcelona (+0,2 %) se encuentran entre las capitales que muestran crecimiento de valores en tasa anual, lideradas por Cuenca, Bilbao y Oviedo con subidas por encima del 8 %.

“El mantenimiento e incluso el incremento puntual de los precios en obra nueva en las ubicaciones más dinámicas, como es el caso de la ciudad de Madrid, está ejerciendo de contrapeso de los descensos, moderados en su mayor parte, de la vivienda de segunda mano, un mercado que por sus características está más expuesto a ajustes adicionales”, apunta Andrea de la Hoz, analista senior de Tinsa.

Entre las 21 capitales que siguen con precios medios de vivienda inferiores a los del primer trimestre de 2020, seis de ellas (Pamplona, Palencia, Ourense, Logroño, Lugo y Valladolid) registran descensos anuales superiores al 6 %.

Seis capitales arrojan cifras inferiores a la mitad de sus máximos pre-crisis, es decir, arrastran una caída superior al 50 % desde entonces. Es el caso de Logroño, Ciudad Real, Guadalajara, Lleida, Zaragoza y Castellón. En números más próximos a dichos valores de la pasada década se encuentra, además de Ceuta y Melilla, Palma de Mallorca (un 14 % por debajo) y Santa Cruz de Tenerife (-18,9 %).

Las capitales más caras son San Sebastián (3.637 €/m2), Barcelona (3.342 €/m2) y Madrid (3.085 €/m2), seguidas a distancia por Bilbao y Palma de Mallorca. Las más baratas, Lugo (832 €/m2), Soria (921 €/m2) y Castellón (944 €/m2).