asociación Bono Social de Luz consumidores Economía Eléctricas Pobreza energética Tarifa de Ultimo Recurso usuarios

La factura de la luz continúa al ritmo de los beneficios de las eléctricas

A fecha de enero de 2019 la factura de la luz ha subido un 77,5% en sólo 15 años. El usuario medio con tarifa regulada pagó 522 euros en 2003, frente a los 926 euros que abonó el año pasado. Un usuario con un consumo de 366 kWh mensuales y una potencia contratada de 4,4 kW pagó en 2018 nada menos que 404 euros más que 15 años atrás.

El perfil de consumidor medio utilizado para realizar la comparativa es el que arroja un estudio de la asociación FACUA sobre más de 50.000 facturas de viviendas ocupadas. Así, frente a los 43,47 euros de media mensual que representó la factura eléctrica en 2013 para el usuario medio, el año pasado ascendió a 77,18 euros.

2018, segundo año más caro de la historia

2018 ha sido el segundo año más caro de la historia. El primero, 2012, cuando el recibo anual supuso 958,41 euros (79,87 euros de media mensual). En tercer lugar, 2013, con una factura anual de 923,14 euros (76,93 euros de media al mes).

En 2018, los usuarios sufrieron tres de las cinco facturas eléctricas mensuales más caras a nivel histórico. Los análisis realizados por la asociación de consumidores  FACUA ponen de manifiesto que el recibo más elevado fue el correspondiente a las tarifas vigentes durante todo el primer trimestre de 2012, cuando se situó en 88,66 euros para el usuario medio (tras la corrección de la tarifa fijada por el Gobierno por una sentencia del Tribunal Supremo). Tras él, los 87,81 euros de enero de 2017 y los 83,55 euros de septiembre de 2018. La cuarta factura más elevada representó 81,18 euros, correspondiente a las tarifas de julio de 2015 y la quinta 80,73 euros, de agosto de 2018.

El año en el que los usuarios sufrieron la mayor subida fue 2011, cuando el incremento representó el 18,2% con respecto al ejercicio anterior. El segundo incremento más acusado fue el de 2009, del 11,4%, seguido del de 2017, del 10,7%. A lo largo de estos 15 años, sólo en tres se produjeron bajadas en relación al anterior: 2013, del 3,7%, 2014, del 5,3%, y 2016, del 11,1%.

El término fijo de la factura ha subido un 153%

El término fijo de la factura, la potencia contratada, ha subido un 152,8% en 15 años. Ha pasado de los 1,73 euros por kW mensuales (impuestos incluidos y redondeando a dos decimales) de 2003 a los 4,36 euros/kW/mes vigentes desde enero de 2017 hasta la actualidad. En 2008 estuvo en 1,99 euros/kW/mes y en 2013 el precio medio fue de 3,05 euros/kW/mes.

El incremento de la energía consumida ha sido del 61,6%. El kWh estaba en 9,80 céntimos en 2003, mientras que su precio medio en 2018 ha sido de 15,84 céntimos. En 2008 estuvo en una media de 12,24 céntimos, mientras que en 2013 la media fue de 17,50 céntimos.

El bono social del Gobierno de Rajoy fue un fracaso aún mayor que el que se aprobó durante la etapa socialista de Zapatero. En este sentido, los leves cambios introducidos por el Ejecutivo de Pedro Sánchez siguen sin garantizar descuentos significativos y mantiene unos niveles de renta excesivamente bajos para acceder a él -salvo a las familias numerosas, que pueden beneficiarse todas-.

 

(Visitado 24 times, 1 visitas hoy)
Eduardo Lizarraga
Periodista Económico CEO en www.aquimicasa.net
https://www.aquimicasa.net/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *