Es el temor de todos los inversores y de los propietarios de inmuebles, que los precios bajen y se devalúe nuestra propiedad. Y es que todos nos acordamos de lo que pasó con las crisis del 2008 y de cómo bajaron las viviendas, en algunos casos hasta un 50% que aún no se ha recuperado. Parece muy improbable que la situación vuelva a repetirse, sobre todo porque no estamos en una crisis financiera y los bancos ya han tomado medidas.

En todo caso, el Banco Central Europeo (BCE) ha publicado en su “Boletín Económico” una primera valoración sobre el impacto que tendrá la subida de los tipos de interés en el mercado de la vivienda y no es nada halagüeña. En este informe, el organismo monetario europeo prevé que los precios de la vivienda en el conjunto de  la zona euro registren un descenso de hasta el 9% en los próximos dos años.

Los economistas del BCE han explicado que durante el primer trimestre de 2022 los tipos de interés han aumentado en 63 puntos básicos, el mayor incremento semestral de la serie histórica. En este sentido, han añadido que esta subida podría repercutir tanto en los precios de las viviendas como en la inversión inmobiliaria.

De acuerdo con una proyección lineal elaborado por los técnicos del BCE, el aumento de un punto porcentual en los tipos de las hipotecas supone un descenso del 5% de los precios de la vivienda al cabo de dos años, y una bajada del 8% de la inversión inmobiliaria.

Según esta fuente, parte de estos descensos podrían verse compensados por un aumento de la demanda e inversión en viviendas más amplias y alejadas de las principales capitales de provincia como consecuencia de la pandemia.

En todo caso el informa es muy generalista para todos los países europeos y no tiene en cuenta la fortaleza que están demostrando las inversiones en vivienda de costa y en los centros de las grandes ciudades. Otro informe habla de subidas de un 2,5%-4% en la vivienda de lujo y que las principales ciudades españolas, Madrid y Barcelona, se encuentra aún lejos de los precios de otras capitales europeas.