El Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Alicante ha registrado un repunte en la actividad de las agencias inmobiliarias de la provincia tras la apertura de la movilidad a nivel nacional. La mejora de la situación sanitaria y la posibilidad de que los ciudadanos de todas las comunidades puedan acudir hasta Alicante ha motivado un incremento de visitas a inmuebles y la reactivación de operaciones que habían quedado paralizadas por la crisis sanitaria.

La presidente del COAPI Alicante, Marifé Esteso, explica que las previsiones realizadas por el COAPI a comienzos de año ya habían previsto este cambio de ciclo. “Estamos convencidos de estar ante el verdadero punto de inflexión para nuestro sector, ya que teníamos a muchos compradores nacionales que estaban esperando a que se retomara la movilidad para poder visitar inmuebles y cerrar algunas operaciones. Hemos constatado que también se ha producido un cambio en la mentalidad de los compradores, que han visto despejadas muchas dudas gracias al rápido avance del proceso de vacunación”, afirma.

En ese sentido, también están ayudando las bajas cifras de contagios que se registran en los últimos meses en Alicante y toda la Comunidad Valenciana, lo que ayuda a identificar a Alicante como un destino seguro por el comprador español. Además, Esteso espera que se produzca un nuevo incremento de la actividad en el sector inmobiliario tras la apertura de la movilidad internacional que acaba de anunciar el Gobierno desde el 7 de junio. “El cliente más habitual en nuestras inmobiliarias suele ser el ciudadano extranjero procedente de Europa que busca una vivienda para su jubilación. Hablamos de países de origen que cuentan con procesos de vacunación muy avanzados, especialmente Reino Unido, por lo que esperamos una afluencia importante que signifique un repunte importante del sector, sin olvidar a los que buscan su residencia de vacaciones en España, indica.

Además, el Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Alicante espera que la demanda extranjera se vea reforzada por extranjeros de menor edad que buscan un destino de costa seguro y con buena calidad de vida para teletrabajar y establecerse permanentemente. De hecho, un reciente estudio internacional sitúa a Alicante como la segunda ciudad preferida a nivel mundial por los extranjeros para establecer su residencia y teletrabajar desde allí, lo que refleja el gran atractivo del destino. La irrupción del teletrabajo ha supuesto un cambio muy importante en la venta de viviendas, pues las provincias costeras como Alicante pueden acceder a un tipo de comprador que anteriormente no se podía plantear trasladarse hasta la jubilación.

Como consecuencia de la pandemia, la tipología de vivienda con más demanda son los chalets, viviendas  unifamiliares y áticos con terraza, inmuebles amplios y con espacios abiertos como jardines y terrazas. “La pandemia ha motivado que muchos compradores prioricen el tamaño de la vivienda sobre la ubicación. Hay  clientes con alto poder adquisitivo que antes buscaban viviendas de lujo en el centro y ahora buscan viviendas con espacio al aire libre en zonas más periféricas”, argumenta.