Van apareciendo los datos económicos de lo que ha significado el año 2020 para todos los sectores de la economía. Y el inmobiliario no ha salido bien parado. Sobre todo porque el mercado de las hipotecas ha sufrido una fuerte caída. En concreto, el coronavirus y su impacto desde marzo en la economía, ha motivado un retroceso interanual en la firma de hipotecas sobre viviendas del 7,6 % en 2020, acabando así con seis años de crecimientos ininterrumpidos. Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante el pasado año se firmaron 333.721 hipotecas, es decir, 27.570 menos que en 2019 y la cifra más baja desde 2017.

Se incrementa sin embargo el importe medio de estas hipotecas, que ya alcanza los 134.904 euros, un 7,4 % más que la cifra del año 2019 y el más elevado desde 2008, último año de precios altos. Por contra se reduce el capital total prestado por las entidades financieras, que desciende un 0,8 % en 2020, después de seis años consecutivos creciendo.

Todos sabemos que el pasado mes de noviembre fue un buen momento en operaciones y ha tenido también su reflejo en el mercado hipotecario que tuvo un repunte del 4,1 % en tasa interanual, aunque volvió a caer un 14,8% en diciembre. La hipoteca media para adquirir una vivienda en diciembre fue de 135.658 euros (un 9,2 % más que el año anterior), con un tipo de interés del 2,47 % (2,96 puntos más que el euribor medio de ese mes) y a 25 años.

Por modalidades de hipoteca ya se van igualando, gracias al esfuerzo de las entidades financieras, las de tipo fijo con las variables. Los bancos están compitiendo para quitarse el cliente y eso se nota en las condiciones que siguen mejorando, acorde con la situación del precio del dinero.

Otro cambio importante que se ha producido en el mercado hipotecario en el 2020 es que suben tanto el número de novaciones (modificaciones) como subrogaciones en los préstamos hipotecarios debido a la competencia entre entidades y el interés de las familias por aprovechar las condiciones más favorables.

Teniendo en cuenta los datos suministrados por el INE en la comunidades autónomas, comprobamos que Andalucía acabó el año como la región con más hipotecas firmadas (63.519 hipotecas), seguida por Madrid (60.494) y Cataluña (53.657). Por su parte,  los mayores incrementos interanuales en el número de hipotecas sobre viviendas en 2020 se dieron en Aragón (6,4 %), Asturias (5,3 %) y Extremadura (3,4 %), en tanto que los descensos más acusados se produjeron en Navarra (15,6 %), Castilla-La Mancha (15,1 %) y Madrid (14,3 %).

En cuanto al capital prestado las comunidades autónomas en donde prestó más dinero para la constitución de hipotecas sobre viviendas fueron en 2020 Madrid (11.134,8 millones de euros), Cataluña (9.796,8 millones) y Andalucía (7.380,4 millones).