La ciudad de Madrid sitúa su precio unitario medio de vivienda en los 3.560€/m², lo que equivale a un 7,8% de incremento anual; por su parte Barcelona experimenta un crecimiento anual del 4,3% y sitúa su precio unitario medio de vivienda en los 3.638€/m². Y, aunque la variación anual en la ciudad condal es positiva, se aprecia un leve descenso del 2,2% respecto al trimestre anterior.

La información aparece publicada por el Grupo Global en su VIII Barómetro del Mercado Residencial. La publicación también asegura que los valores unitarios de la vivienda mantienen un comportamiento positivo de crecimiento tanto en los municipios principales de Madrid y Barcelona, como en sus respectivas áreas metropolitanas.

Además, todos los municipios que forman la zona de influencia de Madrid mantienen una evolución del precio unitario de la vivienda positiva, en cambio, algunos municipios que forman el área metropolitana de Barcelona presentan leves descensos de la variación anual del precio.

En el caso del área metropolitana de Madrid el valor medio de mercado de uso residencial ha alcanzado los 2.600€/m² en septiembre, el equivalente a un incremento anual del 7,8%. Tres municipios encabezan las subidas, con incrementos de dos cifrasAlcobendas, con una subida del 15% anual situándose en los 3.369€/m²; Las Rozas, con una subida del 11,7% anual y un precio de 3.246€/m²; y Rivas-Vaciamadrid con un incremento anual del 11,3% y un precio de 2.334€/m². Seguido estarían Getafe con una subida del 9,8%; Boadilla del Monte con un incremento del 9,7%; Leganés y Móstoles con un alza del 8,4%; una subida del 7,8 de la ciudad de Madrid; del 7,7% de Coslada y Fuenlabrada; del 7,5 en Tres Cantos y San Fernando de Henares; un incremento del 5,7% en San Sebastián de los Reyes; del 4,9 en Alcorcón, del 3,5% en Majadahonda; y del 1,5% en Pozuelo de Alarcón.

Por su parte, el valor medio de mercado de uso residencial del área metropolitana de Barcelona ha logrado los 2.557€/m² en septiembre, lo que se traduce en un incremento anual del 2,6%. Sin embargo, algunos municipios de la periferia barcelonesa acusan leves descensos. Estos municipios son: Sant Adrià del Besòs, con una variación anual del valor medio residencial del -7,1% y llegando a los 2.091€/m²; Sant Joan Despí con una variación anual del precio medio residencial del -1,7%, un precio medio de 2.682€/m²; y Cerdanyola del Vallés con una variación anual del -1% siendo su precio medio de 2.290€/m². En el terreno positivo estarían los municipios de Esplugues de Llobregat con un incremento del 10,3%; Sant Just Desvern, con una subida del 5,6%; Sant Cugat del Vallés con un alza del 5,3%; El Prat de Llobregat con una subida del 4,9%; Barcelona ciudad con un aumento del 4,3%; Montcada i Reixac, con una subida del 3,9%; Cornellà de Llobregat, con un incremento del 2,5%; Santa Coloma de Gramanet con un incremento del 2,6%; L’Hospitalet de Llobregat con una subida del 2,2%; y Badalona con un alza del 0,3%.

En paralelo a estos datos, el informe señala que las variables de coyuntura del mercado inmobiliario continúan con su tono alcista, aunque se moderan las variaciones anuales. Las concesiones de crédito a hogares en nuevas operaciones presentan crecimientos acumulados anuales del 14% frente al 13,72% anterior. Asimismo, el número de transacciones de viviendas también muestran crecimientos para el segundo trimestre del año 2022 del 11% frente al mismo trimestre del año anterior.

 Roberto Rey, presidente y CEO de Gloval, asegura que «el precio de la vivienda mantiene un comportamiento positivo de crecimiento tanto en las ciudades de Madrid y Barcelona como en sus áreas metropolitanas, si bien presentando leves caídas en la capital catalana y en algunos municipios de su periferia. Los datos que nos arroja este informe no parecen reflejar pesimismo y apuntan a evoluciones interanuales del valor de la vivienda positivas”.