El Instituto Nacional de Estadística (INE) asegura que la compraventa de viviendas se disparó en marzo un 32,4%, frente al mismo mes de 2020, cuando se decretó el primer estado de alarma por la pandemia de coronavirus y se ordenó el confinamiento doméstico. Este crecimiento se ha traducido en 47.332 operaciones, la cifra más alta registrada desde julio de 2019.

Este incremento en la operaciones de compraventa es el mayor que se registra desde el comienzo de la serie histórica en 2007. Además, comparando las cifras con las registradas el anterior mes de febrero, la compra de viviendas creció un 9,6% en tasa mensual, 30,3 puntos más que el año anterior.

Teniendo en cuenta los datos por tipos de vivienda,  las compraventas de vivienda usada en marzo fueron las más numerosas con el 78,6% del total, en tanto que el 21,4% restante correspondió a viviendas nuevas. En todo caso hay que destacar que la vivienda nueva sigue ganando terreno en el mercado, con 10.149 transacciones (máximo desde julio de 2014). Con estos datos podemos asegurar que fue la que más se reactivó con un incremento de las operaciones del 52,6% (el mayor desde que comenzó la serie en 2007) con respecto al mismo mes de 2020, que estuvo marcado por el estado de alarma y las restricciones a la movilidad. Por su parte, la compraventa de vivienda usada creció un 27,8%(el mayor aumento en casi tres años) hasta las 37.183 operaciones.

Con respecto a febrero, ambas tipologías presentaron incrementos, siendo más destacado el de la compraventa de viviendas usadas (12,5%) que el de las nuevas (0,2%). Desde que arrancó el año, las transacciones de vivienda nueva se han disparado un 18,5%, mientras que las de la vivienda usada caen un 2%.

El 91,3% de las viviendas transmitidas por compraventa en marzo, con 43.234 operaciones fueron libres, lo que muestra un incremento del 32,9%. Por su parte, las compraventas de vivienda protegida crecieron un 28%, alcanzando la cifra de  4.098 transacciones.

Si tenemos en cuenta los datos por comunidades autónomas, la estadística del INE muestra incrementos en todas ellas, salvo en Baleares, donde cayó un 3% con respecto a marzo de 2020. En el resto de autonomías las compraventas registraron fuertes incrementos, en la mayoría de los casos de dos dígitos. Los mayores avances, superiores al 50%, se dieron en la Comunidad de Madrid (59,2%); Cantabria (56,9%); La Rioja (55,6%) y Asturias (52,4%). En el lado opuesto de la tabla, Canarias protagonizó el incremento más modesto con un 2,7%.

También se incrementa, según los datos del INE,  el número de fincas registradas transmitidas, que subió en marzo un 42,3% en tasa interanual hasta alcanzar las 200.774. Hay que destacar que las heredadas aumentaron un 64,5% hasta las 48.390. Entre enero y marzo, las herencias acumulan un avance del 23,5%.

.