El Colegio de Registradores asegura que los extranjeros adquirieron 46.300 viviendas en España en 2020, lo que significa un 26,5% menos que en 2019, cuando se cerró el año con 63.000 transacciones. También al 2018, con una cifra cercana a las 65.400 unidades vendidas fue mucho mejor.
Teniendo en cuenta la cantidad invertida en vivienda, el peso de la compra  realizada por extranjeros en 2020 fue del 11,32% del total de transacciones, frente al 12,45% de 2019, lo que supone un caída del 9%.  Y también es la cifra peor de lo último ocho años en que la inversión total se movió entre el 12% y el 14% del total del valor de las operaciones realizadas.

Si tenemos en cuenta las nacionalidades, vemos que los británicos, con 6.043 casas, casi un 45% menos que el año precedente, continúan en primera posición,  seguido de franceses, 3.777 viviendas y alemanes 3.589 unidades. La superior caída de las operaciones realizadas por británicos tiene mucho que ver con el Brexit.  Desde el 20% de las compras en el 2015, han llegado al 13,5% en el 2020.

Han sido las restricciones impuestas por sus países de origen , Reino Unido, Francia y Alemania, las que sumadas a las malas perspectivas económicas mundiales han supuesto esta hecatombe en el sector. Las zonas más turísticas del estado son las que más han notado la caída de las compraventas. Baleares, con casi el 30% de las compras por extranjeros, se sitúa en cabeza de la tabla, seguida de Comunidad Valenciana (23,34%), Canarias (22,80%) y Murcia (18,48%).

El Brexit también está incidiendo en las Baleares y muchos británicos con propiedades en Menorca las están poniendo a la venta. Aunque las restricciones impuestas a las viviendas de alquiler vacacional y la alta fiscalidad a los ciudadanos extranjeros también tiene algo que ver.

Y aunque no se refleje aún en las estadísticas, los precios a los que se cierran las operaciones, no los que se piden en los portales inmobiliarios, están bajando y mucho. Hasta un 25% en las zonas más turísticas de Alicante o Murcia y entre un 15% y 20% en Canarias. Y las ofertas de los compradores son demoledoras, muchas agencias inmobiliarias están recibiendo propuestas de hasta un 50% de rebaja que, en muchos casos, no se atreven a pasar a los propietarios. La situación cambiará drásticamente cuando acabe la crisis sanitaria y se recupere la movilidad, hay mucho dinero para invertir en inmobiliario.