El Colegio de Registradores asegura que en mayo, el número de compraventas totales se ha incrementado un 145,9% respecto a mayo de 2020. Los datos proceden de la Estadística Registral Inmobiliaria correspondiente al mes de mayo, relativa a compraventas e hipotecas inscritas, mediante la comparación de datos con el mismo mes del año anterior. En las comparativas se introduce el dato mensual de mayo de 2019 a efectos de comparar también con el mismo mes del año anterior a la pandemia.

De las 37.809 operaciones realizadas en mayo de 2020, se pasaron a las 92.987 en mayo de este año, un aumento de más de 55.000 operaciones, consecuencia del confinamiento durante el inicio de la pandemia en mayo del año anterior. Con relación al mes de mayo de 2019, en el que se registraron 93.979 operaciones, se constata un ligero descenso, del 1,1%, siendo del -3,8% para compraventas de vivienda.

En cuanto al número de hipotecas totales en mayo, se han incrementado un 32,2% respecto al mismo mes de 2020, con un aumento similar, del 33,3%, en las de vivienda. En número de operaciones, se han registrado 45.404, frente a las 34.342 del mismo mes del año anterior, lo que supone un aumento de más de 11.000 operaciones. Si se compara con el mes de mayo de  2019, cuando se alcanzaron las 47.187 operaciones, se produce un descenso del 3,8%, siendo del -1,4% en las correspondientes a vivienda.

Con relación a la evolución anual por CC.AA de las compraventas totales en el mes de mayo respecto al mismo mes del año anterior, se producen aumentos en todos los territorios, por encima del 200,0% en  Murcia, Castilla y León, y Extremadura.

En el apartado de compraventas inscritas y respecto al mismo periodo del año anterior, la evolución desde el inicio de la pandemia muestra caídas que llegaron a superar el 50% en mayo y el 33,4% en junio de 2020, comenzando entonces una tendencia de paulatina recuperación, solo interrumpida en octubre, hasta el mes de diciembre. En enero y febrero los datos volvieron a terreno negativo, -13,5% y -2,0%, remontando con mucha fuerza a partir de marzo, aunque resulte poco significativa la comparación debido a producirse sobre los meses del confinamiento estricto por el primer estado de alarma. En mayo de este año se ha producido el mayor incremento de la evolución anual, alcanzando el 145,9% en las compraventas totales, y del 108,4% para las compraventas de vivienda, siempre respecto al mismo mes del año anterior.

En cuanto a las hipotecas totales, los datos mostraron una mayor resistencia que las compraventas durante los primeros meses de la pandemia, en los que se observaron intensas caídas, recuperándose en el mes de agosto y sobre todo en septiembre de 2020, cuando se produjo un incremento del 22,1% en las hipotecas totales. La situación empeoró significativamente durante el último trimestre de 2020, y hasta el mes de febrero continuó con tasas anuales negativas. A partir de marzo, la evolución se estabiliza en cifras superiores al 30% de incremento sobre 2020, que suponen un ligero descenso sobre las hipotecas constituidas en los mismos meses de 2019.