La Consultora CBRE, perteneciente a  CBRE Group, el gestor de inversiones inmobiliarias más grande del mundo, asegura que la inversión en el sector inmobiliario en España, sin contar compras de suelo ni edificios adquiridos para uso propio, fue de alrededor de 1.600 millones de euros en el primer trimestre del año. Se trata de un 60% menos que en el mismo periodo de 2020, cuando se registró la cifra récord de casi 4.000 millones de euros.

“Como está sucediendo en gran parte de los países europeos, el mantenimiento de las restricciones a la actividad y la movilidad en las primeras semanas de 2021, junto con el lento avance de las campañas de vacunación, está retrasando la reactivación de la economía, a expensas de la recuperación del gasto y del turismo”, valora Lola Martínez, directora del departamento de Research de CBRE España.

Los datos manejados por la consultora apuntan a que en los últimos 12 meses el volumen de inversión ha alcanzado los 7.200 millones de euros, un 50% menos que en el mismo periodo del año previo, si bien son cifras que duplican y hasta casi triplican las alcanzadas en el arranque de todos los años entre 2010 y 2013, es decir, en los momentos más duros de la pasada crisis financiera.

Contemplando las cifras de inversión por sectores vemos que el multifamily (residencial en alquiler y residencias de estudiantes) sigue ampliando distancias frente al resto de segmentos, con más de 736 millones de euros invertidos en el primer trimestre. Esto supone un 42% menos que en los tres primeros meses de 2020, cuando se contabilizó la joint venture entre Brookfield y Temprano.

 La inversión en vivienda en alquiler (build to rent BTR) concentró 369 millones de euros (un 11% por encima del primer trimestre de 2020). “Continúa el gran interés de los inversores por suelo para desarrollo de BTR ante la falta de producto terminado y alquilado y el auge del segmento de alquiler.

Por otra parte, la inversión en retail durante los tres primeros meses del año ha sido de alrededor de 75 millones de euros, por debajo del primer trimestre de 2020, “que fue un periodo extraordinario debido a grandes operaciones en centros comerciales y sumadas a una buena actividad de High Street en los meses anteriores a la llegada de la COVID-19”, añade Martínez. Según los datos de CBRE, la mayor actividad, en línea con lo observado en los últimos meses de 2020, sigue registrándose en el sector de los supermercados.

Con unos 280 millones de euros invertidos en el primer trimestre de 2021, el sector oficinas es otro de los que acusa mayores diferencias en cuanto a comparativa interanual se refiere, aunque también ha registrado un volumen inferior a los dos trimestres anteriores.

La inversión en el sector logístico se sitúa en 150 millones de euros

En el sector logístico-industrial el volumen de inversión en el primer trimestre se situó en torno a los 150 millones de euros, una cifra modesta a la espera del cierre de grandes operaciones en los próximos meses. “El apetito por parte de los inversores por el sector logístico sigue siendo muy alto, también en naves logísticas de proximidad o última milla, si bien hay falta de producto de calidad construido y alquilado en todos los focos logísticos importantes del país”, sostiene Martínez.

En el primer trimestre de 2021, la inversión en hoteles alcanzó los 273 millones de euros, una cifra ligeramente superior al volumen transaccionado en el primer trimestre de 2020.

La directora de Research de CBRE España sostiene que “en cuanto a las operaciones, estamos ya observando la entrada de inversores en el mercado español a través de operaciones de sale&lease y sale&management, lo que permite a los vendedores mantener la operativa al tiempo que hacen caja. El interés en comprar y la confianza en la recuperación es ya una realidad”,

Atendiendo a la inversión transfronteriza, por origen del capital destaca Alemania, que se sitúa en primer lugar en el ranking (analizando las operaciones cerradas desde el inicio de la pandemia) y desbancando a Estados Unidos, país que lideró con diferencia sobre el resto la inversión en rentabilidad en España en el periodo pre-covid.

“La liquidez en el mercado sigue siendo muy alta, existiendo mucho capital disponible estudiando oportunidades y buscando diversificar. Seguimos pensando en que la segunda mitad del año debería marcar el punto de inflexión, a medida que la confianza vaya retornando, gracias al cada vez mayor porcentaje de población inmunizada y a medida que las restricciones a la movilidad y a la interacción social vayan relajándose”, explica la experta.