En la gran mayoría de capitales de provincia, la variación media de los precios durante 2021 arroja crecimientos. Seis de ellas superan el 10 % (Cuenca, Bilbao, Vitoria, Ávila, Zamora y A Coruña), mientras que otras 13 se han movido en un escenario más estable, con crecimientos inferiores al 1,5 %. La variación media de los precios ha sido negativa (caídas) durante este año en las ciudades de Palencia, Soria, Huesca, Cáceres y Pamplona.

La ciudad de Madrid ha mostrado un mayor dinamismo en cuanto a evolución de precios que Barcelona. La variación media en la capital de España en 2021 ha sido del 5,8 %, el doble que en Barcelona (2,9 %). Si se analiza la situación concreta en el cuatro trimestre del año, la vivienda en Madrid es un 10,5 % más cara de lo que era en el cuarto trimestre de 2020, frente al crecimiento del 4,8 % registrado en la Ciudad Condal.

En la comparativa interanual del cuarto trimestre aislado, hasta 47 capitales presentan incrementos de precio respecto al último trimestre de 2020, con un dinamismo generalizado en todas las geografías. Los descensos interanuales minimizan su presencia y únicamente afectan a cuatro capitales con intensidad moderada, a excepción de Palencia y Huesca, donde los descensos han sido más acusados.

En seis capitales españolas la caída acumulada desde los máximos precrisis supera el 50 %: Logroño, Ciudad Real, Palencia, Guadalajara, Lleida y Zaragoza. En cifras más próximas a sus máximos se encuentran San Sebastián (9 % por debajo) Palma de Mallorca (-14,5 %), y Santa Cruz de Tenerife (-19,8 %), además de Ceuta y Melilla.

Las capitales más caras según las tasaciones de Tinsa son, por este orden, San Sebastián (4.088 €/m2), Barcelona (3.310 €/m2) y Madrid (3.127 €/m2), seguidas a cierta distancia por Bilbao y Girona. Las más baratas, Lugo (961 €/m2), Orense (958 €/m2) y Zamora (1.023 €/m2).

El análisis micro en las grandes capitales revela que, en Barcelona, la mayor parte de los distritos experimentan incrementos de precio respecto al trimestre anterior, aunque 6 de los 10 distritos se mantienen por debajo de los niveles del mismo periodo de 2020. Gràcia es el distrito más revalorizado durante el año (+4,9 % interanual), seguido de Nou Barris (+2,9 %) y Sants-Montjuic (+1,7 %).

Los distritos de Madrid reflejan aumentos de precio generalizados en el último trimestre, que contribuyen a variaciones anuales vigorosas, especialmente en zonas periféricas o más alejadas del centro. En Valencia, Sevilla y Zaragoza, se registran incrementos interanuales generalizados en los precios, si bien en el último trimestre se observan señales de ralentización en algunas zonas.

Los distritos más caros, con cifras superiores a los 4.000 €/m2, son Salamanca y Chamberí (ambos por encima de los 5.000 €/m2), además de Chamartín, Centro y Retiro, en el caso de Madrid, y Sarrià-Sant Gervasi, Les Corts y Eixample, en Barcelona.