Aquí encontrarás las mejores propuestas en venta o alquiler para vivir en la zona norte de Murcia

Al sureste de la península ibérica y a orillas del río Segura, la ciudad de Murcia fue fundada en el 825 de nuestra era, por Abderramán II, muy posiblemente sobre un poblamiento romano anterior ya que por toda la zona de la Huerta se están encontrando villas romanas.No es que no se hayan descubierto vestigios anteriores, las evidencias humanas más antiguas en la actual del municipio de Murcia pertenecen a la Cultura del Argar, desarrollada durante la Edad del Bronce y que tuvo su centro en el sureste ibérico con un avanzado concepto de urbanismo, además del dominio de la agricultura y la metalurgia del bronce. En aquella lejana época la mayoría de asentamientos humanos se concentraron en los rebordes montañosos de la vega del Segura.

pisos
casas y chalets
áticos
oficinas
locales comerciales
terrenos y parcelas
naves industriales

A lo largo de los más de 500 años que duró la dominación árabe en la región Murcia llegó a ser capital de la cora de Tudmir y posteriormente fue cabeza de distintos reinos de taifas hasta su incorporación en 1243 a la Corona de Castilla.Durante los dos siglos siguientes la inseguridad fue la nota dominante en la región, con la cercanía del reino nazarí y sus razzias por el sur, la intranquilidad de un mar lleno de piratas berberiscos y la frontera con Aragón cuya estabilidad dependía de los problemas con Castilla.

Todo ello se va solucionando y tras la desaparición del reino de Granada la ciudad conoce unos años de prosperidad que acaban abruptamente a mediados del siglo XVII por la peste y la fuerte riada de San Calixto, acontecida el año 1650 y que causó más de 1.000 muertos.La recuperación demográfica y económica coincide con el fin de la Guerra de Sucesión, en la que Murcia tomo partido por el banco borbónico. La base de este momento de crecimiento es la agricultura y el incremento de las zonas cultivables tanto en la zona de la huerta como con nuevos cultivos de secano.

Una nueva guerra, la de la Independencia contra los franceses vuelve a truncar el buen momento vivido en el que había tenido mucho que ver la labor de un ilustre hijo de la ciudad, ministro de Carlos III, José Moñino, Conde Floridablanca, gran impulsos de la modernización del Estado y de su región.

Tras la marcha de los franceses, el siglo XIX trajo grandes cambios para la ciudad que no se vio muy afectada por las guerras carlistas ni por grandes movimientos políticos. En 1833, con la creación administrativa de las provincias actuales el antiguo Reino de Murcia se dividió en Murcia y Albacete.

El progreso fue llegando a la flamante capital provincial y en 1865 la ciudad quedó unida por ferrocarril con Albacete y Madrid. Y con la modernización también llegaron algunos conflictos políticos como la sublevación cantonal de Murcia.

Unos años después, en 1879, tiene lugar una nueva riada, la de Santa Teresa, que afecta a toda la región murciana y su huerta causando más de 800 muertos.

La guerra civil y la dura postguerra afectaron a la región que comenzó a levantarse con el desarrollismo de los 50, con una gran expansión urbana que devoró una zona importante de la huerta y parte del casco antiguo de la ciudad. La demografía y las infraestructuras crecieron imparables durante los 60 y los 70 de forma que con la transición la ciudad estaba preparada para ser capital de su Región autónoma.

En la última década del siglo XX y la primera del XXI se vivió un nuevo periodo de crecimiento, convirtiéndose en el séptimo municipio por población de España y en un importante centro de negocios. Nuevas y modernas avenidas se llenan de edificios con pisos y apartamentos en venta en zona Norte de Murcia.

Actualmente la industria conservera y del pimentón han dado paso a un sector industrial diversificado en el que destaca el alimentario, el textil, el químico, la fabricación de mobiliario y de materiales de construcción.

Sin embargo y a pesar de la importancia del sector industrial, para Murcia es más importante el sector servicios que goza de unos elevados porcentajes de empleo, tanto en la capital como en las zonas circundantes.  En la ciudad se produce una importantísima actividad comercial, tanto con muestras de pequeño comercio como de las grandes franquicias …Corte Inglés, Ikea. Y el desarrollo se puede observar en la pujante oferta de pisos y apartamentos en venta en zona Norte de Murcia.

No se puede olvidar el pujante turismo residencial de sol y playa, localizado en el campo de Murcia y que estaba conociendo unos importantes incrementos hasta la llegada de la pandemia.

Murcia capital ocupa 11,88 km2 del término municipal y se divide en 28 barrios agrupados en 8 distritos. El Carmen, Este, La Flota-Vistalegre y Norte entre ellos. Este último distrito, el Norte, está formado por los barrios de San Basilio, El Ranero y San Antón junto con San Andrés. En todos ellos existe una buena oferta de pisos y apartamentos en venta en zona Norte de Murcia.

Ver más inmuebles de Esperanza Servicios Inmobiliarios