Los precios de la vivienda tienen un comportamiento muy desigual en las capitales de provincia españolas. Aunque los descensos, tanto desde el comienzo de la crisis sanitaria como en tasa interanual, son generalizados, 24 capitales registran en el cuarto trimestre aumentos en su valor medio respecto al trimestre previo.  Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, y Málaga no registraron crecimientos en sus precios en el cuarto trimestre, pero atenuaron su tendencia descendente.

La vivienda terminada en la ciudad de Madrid se abarata un 6,3 % en tasa anual, tras caer un 6,7 % respecto al inicio de la pandemia en marzo. Barcelona experimenta un ajuste interanual del 5,8 % y del 5,2 % frente al primer trimestre. En la Ciudad Condal, los descensos más significativos en tasa trimestral se localizan, además de en Sant Martí, en dos de los distritos principales: Ciutat Vella y Eixample. En Madrid, por el contrario, los distritos Centro y Arganzuela registran leves incrementos trimestrales, dentro de una tónica general de descenso dentro y fuera de la Almendra Central de Madrid

La rentabilidad bruta del alquiler desciende ligeramente, situándose por encima del 4 % en las ciudades de Madrid, Valencia, Zaragoza y Sevilla, y en un 3,8 % en Barcelona.

En siete capitales (Toledo, Huesca, Tarragona, Melilla, Lleida, Alicante y Ciudad Real) el valor medio de la vivienda terminada se mantiene por encima de sus niveles de marzo. Los mayores ajustes desde ese mes, corresponden a Ourense, Pamplona, Logroño y Burgos, con caídas de doble dígito.

El Servicio de Estudios de Tinsa recuerda que cuanto más se desciende geográficamente, los mercados son más susceptibles de mostrar acusadas variaciones puntuales que pueden corregirse en trimestres sucesivos, hasta consolidar la tendencia. Este efecto se acentúa en contextos como el actual, de menor actividad y, por tanto, con menor muestra de operaciones.

Desde los máximos del ciclo anterior (2007), la caída acumulada supera el 50% en 12 capitales: Huelva, Zaragoza, Ávila, Burgos, Segovia, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Lleida, Castellón y Logroño.

Las capitales más caras son San Sebastián (3.518 €/m2), Barcelona (3.160 €/m2) y Madrid (2.830 €/m2). Las más baratas, Lugo (777 €/m2), Ávila (870 €/m2) y Castellón (882 €/m2).