El precio medio de la vivienda nueva y usada en el centro de España ha registrado entre enero y junio de 2021 un leve crecimiento que ha oscilado entre el +0,3% de Castilla y León y el +0,6% de Castilla-La Mancha. Las otras cuatro autonomías han experimentado un crecimiento, por su parte, del 0,4% (igual que el promedio nacional).

Lo asegura la Sociedad de Tasación, que ha publicado una nueva edición del Estudio de Mercado de la Vivienda en el Interior de España incluyendo la evolución de los precios de vivienda nueva y usada en Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid, Extremadura y La Rioja durante el primer semestre de 2021.

Así, en todas estas comunidades del centro de la península, el precio a fecha junio de 2021 se ha situado en los 2.640 €/m² en la Comunidad de Madrid, 1.310 €/m² en Aragón, 1.136 €/m² en La Rioja, 1.125 €/m² en Castilla y León, 971 €/m² en Castilla-La Mancha y 897 €/m² en Extremadura.

Por otro lado, el Índice de Confianza Inmobiliario ha aumentado de forma generalizada en los mismos territorios. Destaca la evolución anual de este indicador en La Rioja (+14,2 puntos), Comunidad de Madrid (+13,1 puntos) y Aragón (+10,9 puntos).

El resultado de este Índice durante el tercer trimestre de 2021, así como su evolución, denota un aumento del optimismo en la situación actual y en las perspectivas a corto plazo del sector inmobiliario y la economía en general en estas autonomías, motivado por el avance de la vacunación contra la Covid-19, la disminución de los contagios y la recuperación de la actividad económica. A nivel nacional, ha mejorado 10,4 puntos en un año y encadena cuatro trimestres consecutivos de mejora.

Por su parte, el Índice de Esfuerzo Inmobiliario, que refleja el esfuerzo en años de salario íntegro medio para comprar una vivienda, ha registrado un aumento de una a tres décimas en todas las comunidades del interior durante el último año. En cabeza la Comunidad de Madrid donde se necesitan 8,9 años de salario íntegro para adquirir una vivienda, lo que son tres décimas más que hace doce meses, señal de que las viviendas están subiendo de forma más acusada que los salarios. El dato madrileño se sitúa por encima de la media nacional, establecida en 7,7 años durante el tercer trimestre de 2021.

En el resto de las autonomías del interior, el parámetro se sitúa por debajo: 5,6 años en Castilla y León, 5,4 años en Castilla-La Mancha y Extremadura, 5,3 en Aragón y 4,9 años en La Rioja (el segundo valor más bajo de España solo superado por la Región de Murcia, con 4,8 años)..