La salida de la crisis sanitaria está marcando un fuerte incremento del precio de la vivienda en los países europeos de la Eurozona. En concreto los datos de Eurostat muestran un encarecimiento de la vivienda del 5,8% en la eurozona en el primer trimestre de 2021, dos décimas más que en el último trimestre del 2020 y podría ser una tendencia para el resto del año. Esta cifra es la mayor subida desde el cuarto trimestre de 2006. Pero la situación no es la misma en nuestro país y estamos asistiendo a una ralentización de la subida de precios, siendo la más baja desde 2014.

Según datos de Eurostat, la subida interanual del precio de la vivienda en el conjunto de la Unión Europea (UE),  en el primer trimestre de 2021 se aceleró al 6,1% desde el 5,8% interanual de los tres meses anteriores, marcando así su mayor incremento desde el tercer trimestre de 2007. Estas cifras reflejan una tendencia al alza en la que se desmarca España, donde el precio de la vivienda subió 0,9% en el primer trimestre, frente al repunte del 1,7% del último trimestre de 2020. De esta forma, entre enero y marzo la vivienda registró en nuestro país el menor encarecimiento en tasa interanual desde el tercer trimestre de 2014. En el fondo de la situación puede vislumbrarse la estabilización qeu estaba viviendo el mercado inmobiliario en nuestro país justo antes del inicio de la pandemia.

Volviendo a Europa, el mercado inmobiliario ha tenido un comportamiento muy dispar en los diferentes países. De esta forma observamos que cinco de ellos han tenido incrementos de precio por encima del 10% este pasado primer trimestre. Estamos hablando de Luxemburgo (17%), seguido de Dinamarca (15,3%), Lituania (12%), República Checa (11,9%) y Países Bajos (11,3%).

Con subidas inferiores pero por encima del 5% encontramos Alemania (9,4%), Austria (8,3%), Eslovenia (7,3%), Bélgica (6,7%), Estonia (6,6%), Francia (5,5%) y Portugal (5,2%).

España no se queda sola en este debilitamiento de los precios del mercado inmobiliario. Su 0,9% fue ligeramente superado por Italia (1,7%), Eslovaquia (2%), Letonia (2,8%), Irlanda (3,1%), Finlandia (3,6%) y Malta (4,7%). Chipre, fue el único estado en el que los precios inmobiliarios cayeron en el arranque de este año (-5,8%).

Teniendo en cuenta los datos de Eurostad por trimestres, encontramos que el alza de los precios de la vivienda en la zona euro fue del 1,3% entre enero y marzo en comparación con el cuarto trimestre de 2020, mientras que para los Veintisiete la subida trimestral alcanzó el 1,7%, frente al repunte del 1,4% registrado para ambas regiones en el cuarto trimestre de 2020. Comparándolos con el último trimestre del 2020, los mayores aumentos del precio de la vivienda en la UE correspondieron a Estonia (6,6%), Dinamarca (5,8%) y Lituania (5%), en tanto que se sufrieron  caídas en Chipre (-5,8%), Malta (-1,6%) y Eslovaquia (-1,2%).

En cifras trimestrales,

En España, la subida trimestral del precio de la vivienda entre enero y marzo fue del 0,4%, en contraste con la caída del 0,8% registrada entre octubre y diciembre, pero más de tres veces inferior al alza de los precios del promedio de la eurozona (1,3%) y más de cuatro veces menos que el incremento medio de la UE (1,7%).