El Informe de Tendencias del Sector Inmobiliario de Sociedad de Tasación analiza la evolución de los precios de la vivienda nueva y usada durante al segundo semestre de 2020. De acuerdo con el documento, el precio medio del conjunto de vivienda nueva y usada se situó en 1.675 euros/ m² en España a finales del 2020, lo que supuso un incremento del 0,7% con respecto a diciembre de 2019 y un descenso del 0,4% en relación con junio de 2020. En esta línea y por tercer año consecutivo, el ritmo de crecimiento de semestres anteriores continúa con la tendencia a la moderación.

Por regiones, el precio de la vivienda nueva y usada ha crecido o se ha mantenido en 15 de las 17 autonomías. En este sentido, destaca la evolución al alza de la Comunidad de Madrid (+1,5% durante los últimos doce meses) hasta los 2.629 euros/m². Se trata de la única región que ha crecido por encima del 1%. Por el contrario, se han registrado descensos interanuales en Asturias (-0,4%), hasta los 1.336 euros/m²; y en Castilla-La Mancha (-0,1%), hasta los 965 euros/m².

st gráfico 3.jpg

A su vez, durante el segundo semestre de 2020 la vivienda nueva y usada ha experimentado un descenso generalizado en 14 de las 17 autonomías, destacando la evolución de Asturias (-1%) y Castilla-La Mancha (-0,8%). En Madrid, Ceuta y en Baleares se ha mantenido estable mientras que en Melilla crece un 0,1%.

Madrid sigue siendo la autonomía con el precio medio más alto, situándose por encima de Cataluña (2.394 euros/m²), País Vasco (2.243 euros/m²) y las Islas Baleares (2.229 euros/m²). En el lado opuesto, se sitúan Extremadura (893 euros/m²) y Castilla-La Mancha (965 euros/m²).

“El Informe de Tendencias del Sector Inmobiliario detecta cómo el precio de la vivienda nueva y usada se ha estabilizado de forma generalizada en toda España durante los últimos meses”, ha explicado Juan Fernández-Aceytuno, consejero delegado de Sociedad de Tasación.

“Pensamos que este hecho ha favorecido que el sector de la población que tenía más capacidad y predisposición para adquirir una vivienda se plantee dar este paso en los próximos meses. Y eso está provocando, a su vez, que aumente el nivel de confianza en el sector inmobiliario-residencial”, ha añadido.

st gráfico 4.jpg