El valor de la vivienda nueva y usada en España ha experimentado un incremento del 6,1% en tasa interanual en el tercer trimestre del año, según la estadística IMIE Mercados Locales generada a partir de las tasaciones realizadas por Tinsa en todo el país. La tendencia al alza se ve acentuada por la comparación con el atípico tercer trimestre del año anterior, cuando se registraron las primeras caídas de precios derivadas de la pandemia. En lo que llevamos de 2021, el crecimiento medio de precio de la vivienda nueva y usada en España es del 2,9%. El precio medio (1.444 €/m2) se sitúa en niveles de 2012.

Andrea de la Hoz“Los valores muestran una consolidación de la tendencia de incremento de precios, enmarcada en un contexto de inflación al alza. La demanda reactivada supera los niveles de actividad de 2019 frente a una oferta que se mantiene por debajo de esos niveles. Este escenario, combinado con una política monetaria de tipos de interés reducidos, liquidez y bolsas de ahorro disponibles, así como el incremento de la confianza consumidora y la contención del desempleo, sostienen el ritmo de actividad y abren la posibilidad a tensionamientos de precio”, explica Andrea de la Hoz, analista senior del Servicio de Estudios de Tinsa.

Entre los territorios que muestran variaciones interanuales elevadas, que superan el doble dígito en algunos casos, se encuentran escenarios que superan los valores de partida previos a la crisis sanitaria, pero también provincias y capitales que, habiendo experimentado intensas caídas, están retornando a dichos valores de partida.

El precio medio nacional se sitúa en el tercer trimestre un 20,6 % por encima del mínimo registrado en 2015 tras la pasada crisis económica, y un 29,5 % por debajo del máximo de la serie, alcanzado en 2007 antes del estallido de la burbuja.