Desde que tenemos memoria para recordarlo, el precio de los carburantes en nuestro país es un misterio tan profundo como los de Lourdes o la Santísima Trinidad. Cuando el precio del petróleo sube, su incremento se refleja a las horas siguientes en el surtidor, pero cuando baja la manguera permanece inamovible y los precios se mantienen aunque el Brent se desplome. Es lo que también está pasando en estos momentos.

Y FACUA-Consumidores en Acción se ha dirigido a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para solicitarle que abra una investigación sobre la posible existencia de un acuerdo colusorio, contrario a la Ley de Defensa de la Competencia, dada la ínfima bajada que ha experimentado el precio de la gasolina en las últimas semanas en España en comparación con la caída que ha sufrido el barril de petróleo Brent.

Entre el 28 de febrero, dos semanas antes de decretarse el estado de alarma y el pasado 20 de marzo, el barril de Brent ha bajado un 44,8%, es decir, en 0,16 euros/litro, mientras que la gasolina sólo lo ha hecho 5 céntimos por cada litro, apenas un 8,3%. La diferencia entre el precio del crudo y el de la gasolina ha batido récord histórico y con ello las ganancias de nuestras apreciadas suministradoras. Además, lo han hecho al unísono.

España es el segundo país de la Unión Europea (UE) con la gasolina más cara -antes de impuestos-, superada solamente por Malta. En el caso del gasoil está en novena posición. El precio medio de la gasolina en la UE es de 0,47 euros/litro, mientras que el del gasoil alcanza los 51 céntimos por cada litro de este carburante.

La evolución del precio del crudo ha ido claramente a la baja con la crisis y el desacuerdo entre los países productores. El pasado 28 de febrero, el barril de Brent se situó en 45,54 euros (0,29 euros/litro). El 6 de marzo estaba en 40,23 euros (0,25 euros/litro), el 13 en 29,72 euros (0,19 euros/litro) y el pasado viernes, 20 de marzo, en 25,41 euros (0,16 euros/litro).

Por su parte, el precio medio de la gasolina en España, que queda recogido semanalmente en el Boletín petrolero de la Comisión Europea, estaba en 0,60 euros por cada litro (antes de impuestos) durante la semana del 24 al 28 de febrero, importe en el que se mantuvo durante la siguiente, del 2 al 6 de marzo. La primera bajada la experimentó del 9 al 13, donde el litro pasó a costar 0,58 euros. Por último, la semana del 16 al 20 ha bajado hasta los 0,55 euros/litro. Nada que ver con los descensos del Brent.

En cuanto al gasoil, del 24 al 28 de febrero tuvo un precio de 0,61 euros/litro. En la semana del 2 al 6 de marzo estaba en 0,60 euros/litro, del 9 al 13 bajó a los 0,59 euros/litro y la última semana -del 16 al 20 de marzo- se ha situado en 55 céntimos por cada litro. Estos precios son igualmente antes de aplicar impuestos.