Por si no fuera suficiente con la actuación que han tenido durante los momentos más duros de la pandemia, los geriátricos continúan anteponiendo los beneficios empresariales a la dignidad y a la decencia. Como está sucediendo en otros sectores como la hostelería, a las residencias de mayores ha llegado «la tasa Covid«.  FACUA-Consumidores en Acción advierte de que aplicar a los usuarios de los geriátricos un recargo por las medidas de seguridad que deben adoptar a raíz de la pandemia por Covid-19 es abusivo e ilegal. La asociación ha tenido conocimiento de que varios de estos centros, entre los que está la multinacional Colisée, están cargando a sus residentes una tasa, recargo o suplemento por la subida de gastos a la que tienen que hacer frente.

La situación no es nueva en esta ya larga crisis y por ello el Ministerio de Consumo ya emitió una nota informativa en la que aclaraba que el recargo o suplemento que se está dando a conocer como tasa Covid es una práctica ilegal. Por todo ello, la asociación de consumidores advierte que presentará denuncias contra los centros de mayores que apliquen el cobro extra a sus residentes ante la autoridad de consumo autonómica correspondiente.

Entre estos centros está la residencia Colisée, una multinacional con 50 establecimientos sólo en España, que ha entregado una carta en la que informa de que «con el objetivo de impulsar las medidas extra de seguridad para los centros, en la próxima factura incluiremos una aportación adicional de carácter temporal de 85 euros mensuales. Se trata de una aportación discrecional que se aplicará hasta diciembre de 2020».

FACUA insiste en que, al igual que en otros sectores de actividad como la hostelería o clínicas dentales, el hecho de que se informe a los usuarios de la existencia de este recargo no lo convierte en legal. Por lo que insta a usuarios y a las autoridades competentes a sancionar a los centros que incurran en estas prácticas ilegales.