Son desde siempre uno de los sectores que más abusan de los consumidores  y todos sabemos lo difícil que es conseguir que reconozcan nuestros derechos. Ahora es el Defensor del Pueblo es que ha denunciado sus abusos. En concreto, ha emitido una queja al Gobierno en el que denuncia que las aerolíneas siguen negándose a reembolsar el importe de los billetes de vuelos cancelados a causa de la pandemia del Covid-19.

En el escrito, Francisco Fernández Marugán ha asegurado que las compañías aéreas «han configurado sus páginas web de tal manera que es imposible ejercitar la devolución del dinero» y ha indicado la existencia de «numerosas» quejas de usuarios con respecto a esta cuestión.

De igual forma, también ha denunciado que muchas aerolíneas sólo ofertan un bono que podría no cubrir el precio del vuelo que decidiesen contratar los usuarios posteriormente.

El Defensor del Pueblo en la carta, califica estas prácticas como «numerosas» e «irregulares» y pregunta al Gobierno qué actuaciones tiene previsto tomar contra las aerolíneas que no cesen en su actitud, a la vez que ha recordado que a las administraciones que «la ley les autoriza a la preparación de acciones judiciales en representación de los intereses colectivos de los consumidores«.

El Ministerio de Consumo ya anunció a principios de junio que tenía previsto ejercer la acción de cesación contra 17 aerolíneas por incumplir la ley en la información que dan a los usuarios sobre sus derechos ante vuelos cancelados. Pero no parece que esta decisión haya conseguido que cambien su actuación.

La petición de Fernández Marugan coincide con la reivindicación de FACUA-Consumidores en Acción, que hasta la fecha ha presentado denuncias ante Consumo y la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) del Ministerio de Transportes contra diez aerolíneas. Todas ellas por vulnerar la normativa que les obliga a reembolsar el importe de los billetes tanto a los pasajeros que sufran cancelaciones como los que no puedan volar como consecuencia de las medidas aprobadas por el Gobierno en el estado de alarma.