Con la puesta en marcha de la SAREB, denominada también el banco malo, muchos interesados en adquirir una vivienda a precio competitivo pensaron que en esta entidad podían encontrar la mejor oferta del mercado. La realidad les está convenciendo de lo contrario y de que las mejores ofertas están en el marcado de segunda mano que ofrecen los particulares.La razón de esta situación hay que buscarla en el precio al que se traspasaron a la SAREB los pisos embargados y los gastos de gestión aparejados. Sin olvidar que a esta entidad han ido a parar los pisos de más de 100.000 euros y los créditos hipotecarios de promotores de más de 250.000.

 

De este modo, según publica ABC, Bankia Habitat, filial inmobiliaria de Bankia, ha puesto recientemente 13.000 viviendas de la Sareb en venta, ninguna de ellas por debajo de los 100.000 euros. Entre ellas, casas a estrenar en la costa de Marbella, con precios desde 256.000 a 457.000 euros. Son apartamentos de dos dormitorios y con un tamaño que oscila entre los 99 y lo 129 metros cuadrados.

 

En las grandes ciudades, como Madrid o Valencia,pueden encontrarse viviendas, en la calle Embajadores Madrid, en una urbanización cerrada de uno o dos dormitorios de 94 o 104 metros cuadrados por 295.400 o 352.000 euros. En la calle Sevilla de Valencia de a una a tres habitaciones y desde 140.900 euros a 363.700 euros.

 

Todas estas ofertas están claramente por encima de los precios de mercado que pueden encontrarse entre los vendedores particulares.