Como ya adelantábamos hace diez días, el Euríbor, el índice al que se encuentra referenciada la mayoría de las hipotecas españolas, ha cerrado el mes de abril en el -0,112%. De esta forma, vuelve a descender por segundo mes consecutivo y continúa ya más de tres años en terreno negativo.

Vemos que en tasa diaria, el Euríbor se situó el martes, último día del mes de abril en -0,114%, arrojando una media mensual del -0,112%, por debajo del -0,109% de marzo y del -0,108 del cierre de febrero.

De esta manera continúa el cambio de tendencia por segundo mes de once meses consecutivos subiendo. Como el índice cerró 2018 en -0,129%,  la variación hasta la fecha ha sido de solo 0,017 puntos. Con estos valores, las hipotecas medias de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de Euríbor +1% a las que les toque revisión este mes experimentarán un encarecimiento de unos 49,56 euros en su cuota anual o, lo que es lo mismo, de 4,13 euros al mes.

El Euríbor se situó en febrero de 2016 en terreno negativo por primera vez en la historia, ante la política ultraexpansiva del Banco Central Europeo (BCE) para apuntalar la recuperación en la zona euro, por lo que acumula más de tres años instalado por debajo del 0%. Y los malos resultados de crecimiento en el entorno europeo puede que prolonguen la situación más de lo que estaba previsto. Incluso pudiera ser que se iniciara otro ciclo bajista.

Con esta situación los bancos van a redoblar sus esfuerzos por atraer a sus clientes hacia los tipos fijos, lo que podría hace que comenzáramos a ver ofertas por debajo del 2%. Buen momento para esperar a ver qué pasa.