Los datos de la Estadística Registral confirman que el alza de precios en la vivienda se está reflejando en el incremento de la deuda hipotecaria que, en el cuatro trimestre, alcanza una subida del 2,8% en relación al trimestre anterior y alcanzando los 129.092 €. El endeudamiento hipotecario medio de 2018 ha sido de 124.333 €, dando lugar a un incremento del 5,3% sobre 2017.

Durante el cuarto trimestre, la contratación a tipo de interés fijo se mantiene prácticamente estable, con el 40,3% de los nuevos contratos hipotecarios. Por ello, los créditos con tipo de interés variable supusieron el 59,7% restante, siendo casi en su totalidad referenciados al Euríbor.

La subida del euríbor y la repercusión de los gastos hipotecarios impulsa la cuantía de los tipos de interés de contratación inicial de los nuevos créditos hipotecarios, que alcanza el 2,3%,  ligeramente por encima del trimestre anterior. También crecen los plazo de contratación de los nuevos créditos hipotecarios que llegan ya a los 24 años y un mes, con un incremento del 3,2% con respecto al tercer trimestre.

Los indicadores de accesibilidad siguen deteriorándose, acumulando tres trimestres consecutivos de incrementos. La cuota hipotecaria mensual media sube hasta 582,8 €, aumentando un 0,9% con respecto al tercer trimestre. El porcentaje de dicha cuota con respecto al salario ha sido del 30,4%, con un incremento intertrimestral de 0,14 pp.

Para el conjunto de 2018, los indicadores de accesibilidad también muestran un deterioro. La cuota hipotecaria media mensual se sitúa en  568,4 €, lo que supone un incremento del 4,5% sobre 2017, y un porcentaje del 29,7% de dicha cuota hipotecaria sobre el salario, mostrando un aumento de 1,03 pp con respecto a 2017.

Ejecuciones hipotecarias y daciones en pago

Las certificaciones de vivienda por inicio de ejecución de hipoteca del cuarto trimestre han sido 7.258, con un aumento del 17% sobre el mismo trimestre del año anterior. El 29,6% de estas certificaciones han correspondido a personas físicas, mientras que el 70,4% restante correspondió a personas jurídicas. El año 2018 cerró con 25.269 certificaciones de vivienda por inicio de ejecución hipotecaria, un 3,5% menos que en 2017.

Durante el cuarto trimestre, las daciones en pago inscritas sobre viviendas sumaron 1.314 operaciones, un 3,1% inferior al mismo trimestre de 2017. El 87% de las daciones en pago han correspondido a personas físicas, frente al 13% de personas jurídicas. En el año 2018 se han registrado 6.620 daciones, cifra similar a 2017.

Índice Registral de Actividad Inmobiliaria (IRAI)

El Colegio de Registradores elabora un trimestre más el Índice Registral de Actividad Inmobiliaria (IRAI) http://www.registradores.org/portal-estadistico-registral/irai/ único que conjuga transacciones e hipotecas inmobiliarias inscritas en los registros de la propiedad (enfoque de la demanda) con la actividad mercantil del sector de  la construcción e inmobiliario (enfoque desde la oferta), dando por tanto una estimación completa de la actividad del sector.

El valor del índice se situó en 101,4%. Se han superado ligeramente, por tanto, los niveles globales de actividad del año 2003, base 100 del índice. Ello significa que la actividad inmobiliaria global en España de compraventas e hipotecas por una parte, y de las cuentas anuales de las empresas, constituciones de empresas nuevas y concursos de acreedores del sector, por la otra, muestran un volumen conjunto de actividad global similar a 2003.