Las hipotecas, al igual también que los meses anteriores, tuvieron un resultado negativo aunque más moderado, pasando las hipotecas totales desde más de 44.000 en julio del año pasado a poco más de 35.000 este mes de julio, con un descenso de 9.000 hipotecas. Las hipotecas sobre vivienda registraron un descenso aproximado de 7.000 operaciones, pasando de superar ampliamente las 31.000 operaciones en julio del año pasado a las más de 24.000 en el mismo mes de 2020.

Compraventas vivierndas registradores 2.JPG

En cuanto a las hipotecas constituidas, hay que tener presente que el número de hipotecas inscritas en julio de 2019 se vio afectado al alza debido a los cambios producidos a través de la Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario, que provocó un aumento de hipotecas realizadas en junio e inscritas en julio. Este incremento de 2019 podría afectar a la tasa de variación del presente mes de julio, pudiendo mostrar ahora dicha tasa una caída más acusada de la que realmente ha producido el mercado. Así, los resultados muestran un empeoramiento con relación al mes de junio, con una evolución anual de julio frente al mismo mes de 2019 del -20,1% (-9,1% en junio) y del -22,8% anual sobre dicho período para las referidas a viviendas (-11,2% en junio).

Con referencia al total de hipotecas constituidas con relación a julio del año pasado, los resultados muestran tres regiones con evolución positiva: País Vasco (23,9%), Baleares (85,9%) y Ceuta (137,5%). Los mayores descensos se produjeron en Melilla (-79,6%), seguida de La Rioja (-60,3%), Castilla-La Mancha (-43,9%), Galicia (-41,6%) y Navarra (-38,4%).

Las hipotecas constituidas mostraron inicialmente mayor resistencia a la abrupta crisis económica motivada por la pandemia. En la comparación con el mismo mes del año anterior, pasaron de crecer con claridad en febrero en torno al 20% anual, de forma similar para las hipotecas totales y las referidas a vivienda, hasta llegar a caídas del -25% en el mes de mayo, muy inferiores en todos los casos a las caídas experimentadas por las compraventas de vivienda. En junio, la curva se invirtió con claridad dando inicio a la recuperación con caídas anuales por debajo del -10% en hipotecas totales y ligeramente por encima de dicha cifra en hipotecas constituidas sobre vivienda. En el mes de julio, teniendo nuevamente presente la advertencia realizada sobre el impacto de la Ley 5/2019 en los datos de julio de dicho año se ha invertido la tendencia, situándose las caídas sobre el mismo mes de 2019 en el -20,1% para el total de hipotecas y en el -22,8% para hipotecas referidas a vivienda.

Compraventas vivierndas registradores 5.JPG