El Juzgado de Primera Instancia de Segovia ha condenado al bufete de abogados Arriaga Asociados a devolver más de 9.700 euros a un cliente por cláusulas abusivas en un contrato.

La denuncia partió de un particular que contrató sus servicios y firmó una cláusula que habilitaba al bufete a percibir «las costas procesales y los intereses si los hubiera» si «el procedimiento judicial se gana con condena en costas«. El afectado asegura que Arriaga Asociados cambió el contrato y añadió dicha cláusula después de que el juzgado mercantil ordenara que la demanda individual debía tramitarse por la vía civil. Hasta ese momento, el acuerdo del cliente con el bufete era que se integrase en una demanda colectiva.

Así, se decidió a denunciar al bufete alegando que firmó el cambio de condiciones sin saber en qué consistían. Argumenta que «no lo entendió» y que de, de haberlo hecho, habría rechazado el acuerdo.

Ahora, la sentencia del Juzgado de Primera Instancia de Segovia ha dictaminado que dicha cláusula es «abusiva« y ha condenado a Arriaga Abogados a devolver 9.372,72 euros más intereses al afectado. El bufete ya ha anunciado que recurrirá la decisión.