La COVID 19  ha afectado gravemente al proceso de creación de empresas como lo demuestran los Registro Mercantiles de las Comunidades Autónomas en la estadística en relación a su número de habitantes. La media nacional de habitantes por cada empresa creada en 2020 fue de 592 habitantes, frente a los 495 de 2019, es decir un 15,9% menos. Y teniendo en cuenta los sectores más dinámicos encontramos que la construcción y la hostelería ocupan los primeros puestos.
Por encima de la media nacional se situaron: Madrid, con una empresa nueva por cada 369 habitantes (300 habitantes en 2019), seguido de Baleares, una por cada 470 (378 en 2019), Cataluña, una por cada 509 habitantes (420 en 2019) y Valencia, con una empresa por cada 528 (454 en 2019). En el lado opuesto se situaron Castilla y León (1 por cada 1.073 habitantes), seguida de Extremadura (1 por cada 1.046 habitantes), Cantabria (1 por cada 1.009) y Navarra (1 por cada 986 habitantes).

Estos datos forman parte de la Estadística del año 2020 realizada por el Registro Mercantil Central. Se incluyen los principales actos registrales por su influencia en la actividad económica, con amplios desgloses geográficos y sectoriales de actividad, enfocados hacia el ámbito de las nuevas sociedades creadas. 

La constitución de sociedades de responsabilidad limitada en los RR.MM., como tipo societario más habitual, en relación al número de habitantes por provincia, situó en primer lugar a Madrid (2,60 empresas creadas por cada mil habitantes), seguida de Málaga (2,52), Barcelona (2,11), y Baleares y Alicante (2,09 cada una). En sentido contrario, las que crearon menos de una SL por cada mil habitantes fueron Ceuta (0,57), seguida de Cáceres (0,71), Ávila y Palencia (0,74 cada una) y Salamanca (0,8).

Con relación a la distribución sectorial de la actividad en los diferentes niveles de nuestra geografía, medida a través de los objetos sociales declarados en las nuevas constituciones inscritas en los RR.MM., el estudio realizado muestra claramente que de las casi 80.000 empresas creadas en 2020, más de 22.000 pertenecían al sector de la construcción (más de 27.000 en 2019) y casi 7.000 a hostelería (superaban las 9.000 en 2019). Entre ambos sectores totalizaron el 36% del total de empresas creadas.

Teniendo en cuenta el retroceso generalizado de las empresas creadas, hay sectores de actividad que muestran una mayor resistencia a la caída frente a los datos de 2019. Destacan la Agricultura, Ganadería y Minería, que obtienen cifras similares de empresas creadas respecto al año anterior, a pesar del descenso del 15,8% en las constituciones durante 2020. Los sectores de Alimentación, Transporte y Seguros muestran ligeras caídas en el número de empresas creadas, aunque inferiores a la caída general, por lo que ofrecen un alto grado de resistencia a la crisis económico – sanitaria.

Como sector relevante para el futuro inmediato de nuestra economía, resulta interesante resaltar como la creación de empresas de energías alternativas duplicó en 2020 a las empresas creadas en el sector de la energía tradicional, confirmando el crecimiento de las iniciativas empresariales con alto valor añadido y, por lo tanto, impulsoras de la competitividad de nuestra economía.

En el estudio, se informa sobre la distribución territorial de los diferentes sectores y la participación de cada comunidad autónoma y principales provincias sobre el total nacional. Centrándonos en los sectores mencionados antes, por su importancia actual en unos casos y futura en otros, las CC.AA. que destacan en Construcción son Madrid (19,6%) y Cataluña (19,4%), seguidas muy de cerca por Andalucía, con el 18,8% de las constituidas a nivel nacional. Estas tres comunidades juntas, crearon seis de cada 10 empresas españolas del sector.

Sobre el sector de la hostelería, las CC.AA. que más empresas crearon fueron Cataluña (18,8%) y Andalucía (18,3%), seguidas de Madrid, en esta ocasión a más distancia, con el 17,4% de las nacionales. Las tres comunidades juntas crearon más de la mitad de nuevas empresas hosteleras en España.

Si nos centramos en el sector de energías alternativas, destaca especialmente la situación de Madrid que, al igual que el año anterior, por sí misma creó en 2020 una de cada tres empresas del sector, a gran distancia de la siguiente, Andalucía, con el 13,5%, seguida de Cataluña con el 13,2% y la Comunidad Valenciana, con el 8,7%.