La luz es como la gasolina, cuando sube te lo lo incorporan de inmediato, pero cuando baja tardan tiempo en incorporar las bajadas o sencillamente no lo hacen. Estamos confinados en casa desde hace 50 días y gastamos mucha más electricidad; otras empresas han hecho gestos, pero de la mafia eléctrica no los esperes y si algo baja es por las circunstancias del mercado.

Pese al incremento de consumo eléctrico por parte de los hogares como consecuencia del confinamiento, estimado en un 28% por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), no todos los hogares sufrirán sus consecuencias, gracias a la espectacular disminución del precio de la electricidad. En concreto un 36% menor que el del pasado mes de marzo y un 65% inferior al de abril de 2019 por la caída del consumo industrial, la meteorología y los bajos precios del petróleo.

Para los clientes con la tarifa regulada PVPC o cualquier otra que tenga como referencia la evolución del mercado mayorista, esta bajada del precio de la luz se traducirá finalmente en una reducción media (para un hogar de 4.6 kW y 3500 kWh de consumo anual) de la factura de abril de 5 euros, respecto a la factura del abril del pasado año. Este ahorro es el resultado de restar a los 14 euros del ahorro obtenido por el bajo precio de la electricidad del mes de abril respecto al mismo mes de 2019, los cerca de 9 euros extra que supone el sobre consumo derivado del confinamiento.

Pero la bajada no es para todos, OCU advierte que los clientes con una tarifa fija en el mercado liberalizado no se beneficiarán de esta bajada del precio de la electricidad y verán como el confinamiento les supondrá, además de una factura más elevada, un sobrecoste durante el mes de abril de 13 euros debido al confinamiento.

OCU denuncia que pese a las continúas bajadas del precio de la electricidad en el mercado mayorista desde mediados de 2019, estas no se han trasladado ni a los actuales clientes ni a los nuevos, ya que la mayoría de las compañías apenas si han modificado sus tarifas.

La solución a esta situación de robo continuado es el control de la factura para ver si es una tarifa competitiva y en caso contrario cambiarla por otra como la tarifa regulada PVPC. Para ello, pueden conocer las mejores ofertas para su perfil de consumo a través del comparador de OCU, abierto para todos los consumidores.